Este año no pudimos ver la Estrella

La lluvia, que caía en forma de tormentas, impidió a los hermanos de la cofradía de Jesús Redentor ante Caifás y Ntra. Sra. de la Estrella recorrer las calles del centro de la ciudad. A pesar de eso quisieron que los fieles que acudieron a Las Gordillas pudieran contemplar a sus imágenes bailando al son de los costaleros

Era el séptimo año que los integrantes de la Hermandad de Nazarenos Jesús Redentor ante Caifás y Ntra. Sra. de la Estrella tenían que salir de la Iglesia de Las Gordillas para recorrer el centro de la ciudad  pero la lluvia hizo acto de presencia media hora antes de salir a procesionar.

 

Aunque la ilusión y las ganas puestas por los costaleros, que llevaban preparándose desde el mes de enero, les hizo darse de margen media hora para ver si el tiempo mejoraba. Pero la lluvia caía en forma de tormentas, con fuertes aguaceros seguidos de unos minutos de tregua.

 

Al final, uno de los integrantes de la cofradía, con lágrimas en los ojos, salió para decir que la Junta había decidido no sacar los pasos a la calle, ya que las imágenes podrían estropearse por la lluvia.

 

Al final decidieron bailar los pasos para que todos los fieles que se congregaron en la entrada pudieran disfrutar y de paso quitarse el gusanillo del trabajo realizado.