Estafados cuando intentaban vender un falso Goya a un jeque árabe por cuatro millones

Falso cuadro de Goya

Dos hermanos de Girona que poseían desde 2006 un cuadro falso de Francisco de Goya han sido estafados cuando trataban de revender la obra a un jeque árabe por cuatro millones de euros, y han acabado imputados por la Policía Nacional.

En una rocambolesca operación, los hermanos pretendían vender el cuadro 'Retrato de Antonio María Esquivel' a través de un intermediario y hacerlo pasar por auténtico con un certificado falso, aunque recibieron una paga y señal de 1,7 millones de francos suizos falsos (1,5 millones de euros) en una reunión en Turín (Italia), ha informado el cuerpo policial este viernes en un comunicado.

Al recibir ese dinero, y antes de constatar el engaño, los dos vendedores pagaron al intermediario los honorarios pactados por sus gestiones, de 300.000 euros --en este caso auténticos--, un dinero que les había prestado un industrial de Girona y que finalmente perdió en la operación fraudulenta.

Las investigaciones por este caso se iniciaron en diciembre de 2014 cuando la Brigada de Patrimonio Histórico de la Comisaría General de Policía Judicial recibió el aviso del servicio aduanero de Avignon (Francia) de que habían interceptado a dos españoles con 1,7 millones de francos suizos falsos.

Los dos hermanos ya habían sido engañados cuando adquirieron la obra en 2003, puesto que la compraron como auténtica entregando 20.000 euros de paga y señal a su antiguo dueño, que les pedía en total 270.000 euros.

JUICIO EN 2006

Tras denunciar el engaño, en diciembre de 2006 la Audiencia de Girona juzgó este caso y sentenció que la obra no era de Goya, según el dictamen de la principal experta de la obra del pintor aragonés.

La sentencia daba la razón a los hermanos, que se quedaron con el cuadro por los 20.000 euros de la paga y señal, pero después utilizaron el falso certificado de autenticidad que les colaron a ellos para la operación posterior.

Su objetivo era vender el cuadro a un jeque árabe que a su vez pretendía introducirlo en el circuito asiático.

Las investigaciones, a cargo del Grupo de Patrimonio Histórico de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, han culminado con la imputación por un presunto delito de estafa de los dos hermanos que pretendían vender el falso Goya.

La obra 'Retrato de Antonio María Esquivel' ha quedado depositada en dependencias de la Policía Nacional tras ser intervenida en el domicilio de Girona de uno de los imputados.