Estados Unidos y Cuba normalizan relaciones medio siglo después

Familiares de Gross pidiendo su liberación

Tras la liberación de Alan Gross y los cinco espías cubanos. 

Los gobiernos de Estados Unidos y Cuba comenzarán conversaciones de cara a normalizar las relaciones diplomáticas entre los dos países, rotas desde hace más de medio siglo, según fuentes oficiales citadas por el diario 'The New York Times'.

 

El presidente norteamericano, Barack Obama, tiene previsto dar un mensaje este miércoles tras la liberación del contratista Alan Gross por parte de las autoridades de Cuba. Gross, de 65 años, llevaba cinco detenido en la isla por supuestas actividades de espionaje.

 

El senador demócrata Dick Durbin ha asegurado a CNN que la liberación ha sido posible tras año y medio de trabajo de la Administración de Barack Obama y del Vaticano. En su cuenta de Twitter, Durbin ha dicho que espera un aperturismo hacia la isla en materia de comercio y viajes.

 

En el aire está también la posible reanudación plena de las relaciones diplomáticas, lo que supondría, entre otros gestos, la apertura de una Embajada de Estados Unidos en Cuba. Actualmente, Estados Unidos está representado en Cuba a través de una Sección de Intereses que forma parte de la Embajada suiza.

 

Obama confirmó en una reciente entrevista a la cadena Univisión que mantenía conversaciones a través de "varios canales" para tratar de recuperar a Gross, que finalmente ha sido liberado por razones "humanitarias".

 

El excontratista, delicado de salud, había amenazado con suicidarse si no abandonaba la cárcel antes de sus próximo cumpleaños, en mayo de 2015.

 

CONDICIONES

 

El régimen de Raúl Castro ha señalado en varias ocasiones que la liberación de Gross solo podía llegar tras un acuerdo con Estados Unidos que incluyese la liberación de varios espías cubanos encarcelados en suelo estadounidense.

 

Estos espías, conocidos por el sobrenombre de 'los cinco' --de los que sólo tres seguían detenidos--, fueron arrestados en 1998 y condenados en 2001 por espionaje. Están considerados unos héroes en Cuba porque se les atribuye la infiltración en redes terroristas cubano-estadounidenses para evitar atentados en la isla.

 

Varios medios estadounidenses como ABC News o CNN, entre otros, han confirmado también la liberación de los cubanos Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino. Sin embargo, fuentes citadas por 'The New York Times' han asegurado que no han quedado en libertad en el marco de un canje por Gross, ya que se trataron de acuerdos "separados".