Estado Islámico crea una red televisión para ampliar su difusión

Foto: E.P.

Cuentan con una en cada provincia y tienen su propio logotipo, reporteros y hasta micrófonos con la bandera del grupo.

Estado Islámico ha dado un paso más en su deseo de mostrar al mundo sus acciones criminales y para ello ha creado una red de productoras de televisión con el objetivo de cubrir fácilmente todo su territorio y aumentar así la difusión de sus mensajes audiovisuales, principalmente en las redes sociales.

 

Una televisión por cada provincia, cada una con su propio logotipo, reporteros, micrófonos con la bandera del grupo y autonomía propia, pero todas ellas siguiendo el mismo patrón que marcan las dos grandes productoras de imágenes del grupo: Al Hayat y Al Furqan, más potentes en medios y capaces de elaborar contenidos de gran calidad cinematográfica. Se asemeja a una red de televisiones locales distribuidas por todas las provincias ('wilayas') sobre las que se asienta el autoproclamado califato de Abu Bakr Al Bagdadi.

 

A juzgar por sus contenidos, recogidos por Europa Press, estas nuevas productoras audiovisuales no se limitan sólo a Siria e Irak, sino que también empiezan a elaborar contenidos en otros lugares en los que han surgido movimientos fieles al Estado Islámico

 

Los videos siempre arrancan con la frase "En el nombre de Alá el Clemente y Misericordioso" que habitualmente encabezan todos los textos islámicos y acto seguido el logotipo de la productora correspondiente.

 

PATRONES COMUNES

Luego, en las imágenes, este logotipo figura siempre en la esquina superior derecha y, como seña de identidad unificadora de todas estas productoras, a medida que avanza el video el logotipo se transforma en repetidas ocasiones en la bandera del Estado Islámico, la enseña negra con la inscripción de la Shahada, la declaración de fe para los musulmanes: "No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta".

 

En estos videos se muestran asesinatos, decapitaciones, enfrentamientos armados que acaban con victoria para los terroristas y cualquier acción que Estado Islámico considere que deba ser conocida. La difusión de estos contenidos se produce principalmente en las redes sociales y en especial en Twitter donde se acompañan con etiquetas para que el impacto sea aún mayor.

 

Este despliegue permite a los terroristas canalizar la información y dotarla de mayor calidad técnica e intención que los videos o imágenes personales que pueden colgar sus militantes o seguidores en las redes sociales.

Noticias relacionadas