España y Portugal abren la puerta a compartir la atención sanitaria en zonas fronterizas

El consejero de Sanidad de la Junta, en una visita al centro de salud de Mombuey, en Zamora.

Los gobiernos de ambos países acuerdan en la Cumbre Hispano-Lusa cooperar en materia de asistencia sanitaria. Establecerán centros de referencia comunes para ser eficientes en zonas fronterizas como Zamora y Salamanca.

INCENDIOS Y EMERGENCIAS

 

Esta cooperación en materia sanitaria seguiría la senda de la que ya existe en materia de incendios. Esta misma semana, la Junta ha dado a conocer su dispositivo para este verano, en el que incluye las actuaciones en Portugal y la colaboración con los medios lusos en las numerosas ocasiones en las que los siniestros pasan de un país a otro en las zonas fronterizas de Zamora y Salamanca.

 

Lo mismo ocurre con la colaboración en materia de protección civil, una de las peticiones de la RIET y que se ha incluído en la declaración de este año. La cumbre ha anunciado la revisión del protocolo en materia de la lucha contra incendios forestales para extenderlo a otras operaciones de protección y socorro en materia de emergencias, lo que permite coordinar las acciones y los medios disponibles.

España y Portugal han suscrito un Memorando de Cooperación Técnica en materia sanitaria como "expresión de la voluntad de ambos países" de profundizar en la cooperación en el marco de la legislación nacional de aplicación de la directiva europea relativa al ejercicio de los derechos de los pacientes en materia de asistencia sanitaria transfronteriza. Esto supone que ambos países abren la puerta a colaborar para la prestación de este servicio en zonas geográficas próximas, caso de comarcas de Zamora y Salamanca, donde se produce el hecho de que ciudadanos de ambos países tienen más cerca los recursos sanitarios del otro.

 

El acuerdo puede suponer el desarrollo, cinco años después, de uno de los acuerdos tomados precisamente en la cumbre celebrada en Zamora en 2009, donde ya se habló de cooperación sanitaria transfronteriza. Actualmente, la Junta de Castilla y León no tiene cerrados instrumentos de colaboración porque carece de competencia normativa para firmar convenios transnacionales, como es el caso; no obstante, se atiende a ciudadanos portugueses en zonas fronterizas.

 

Este paso dado ahora permitiría a la consejería de Sanidad de la Junta dar un paso que llevan tiempo estudiando, y con el que seguirían el ejemplo de la comunidad de Galicia, que hace tiempo que tiene un protocolo con la región Norte de Portugal en materia de atención sanitaria. En círculos sanitarios de la provincia de Zamora es conocida la existencia de un protocolo similar para localidades de la provincia que, por cercanía, acuden por lógica a centros de salud portugueses, y viceversa.

 

El protocolo, firmado en el marco de la XXVII Cumbre luso-española, lleva la rúbrica el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español -a través de la secretaria de Sanidad , Pilar Farjas--, y del Ministerio de Sanidad del Gobierno portugués --a cargo de secretario de estado en la materia, Fernando Leal-. Precisamente, la declaración firmada por los jefes de gobierno español, Mariano Rajoy, y luso, Pedro Passos Coelho, subraya la "trascendencia" del marco sobre cooperación sanitaria transfronteriza y el correspondiente acuerdo, ambos firmados en Zamora el 22 de enero de 2009.

 

Al tiempo, el documento remarca la importancia de la celebración de protocolos en ese ámbito de colaboración. Sobre este extremo, los jefes de gobierno se han congratulado de los "esfuerzos" realizados por la Administración Regional Sanitaria del Norte de Portugal y de Galicia para la realización de uno de dichos protocolos, de forma pionera.

 

Todo ello, en el marco de la voluntad reafirmada de "cooperar" en la aplicación de la Directiva 2011/24/UE relativa al ejercicio de los derechos de los pacientes en materia de asistencia sanitaria transfronteriza, con vistas a una gestión "eficiente" de los sistemas de salud y a "garantizar" la calidad en la prestación de la asistencia.

 

 

CENTROS DE REFERENCIA COMUNES

 

En ese ámbito, consideran "importante señalar las áreas con potencial para la creación de centros de referencia comunes, sinergias, competencias y recursos compartidos", así como para la "coordinación y racionalización de los recursos disponibles y la oferta de prestación de asistencia sanitaria en las zonas transfronterizas", con especial hincapié en la de "carácter urgente/emergente".

 

Sin salir del ámbito sanitario, la declaración conjunta destaca el "necesario intercambio de información" sobre precios y reembolso del coste de los medicamentos, en especial, los que tienen "mayor incidencia" en la sostenibilidad de los sistemas sanitarios de ambos estados.