España sube al séptimo cielo con el fútbol sala

Los internacionales españoles celebran uno de los goles de la final

La selección española de fútbol sala ha conquistado este sábado el séptimo Campeonato de Europa de su historia tras imponerse (3-7) a Rusia en la final, un título que devuelve a la 'Roja' con toda justicia al trono continental.

España no puso emoción y resolvió en la primera mitad (1-4). Los goles de Álex, Rivillos y Pola, que firmó un doblete, dieron el título a la selección dirigida por José Venancio López.

En la segunda parte marcaron Rivillos, nuevamente y Miguelín, que consiguió dos dianas para terminar el campeonato con seis en su cuenta. España fue campeona de Europa en 1996, 2001, 2005, 2007, 2010, 2012 y 2016.

 

El partido ante Rusia fue un auténtico recital de la 'Roja', que recupera en Belgrado el cetro continental cuatro años después y demuestra su dominio incuestionable en el 20x40.

 

No hay dudas. El resto de selecciones juegan; España saca la tiza e imparte cátedra. Los pupilos de José Venancio López resolvieron con asombrosa facilidad un título europeo, el séptimo de la cosecha, el que demuestra la mano de hierro con la que España gobierna el fútbol sala continental.

 

Dieron igual las bajas, tampoco importó que se cruzara Ricardinho en cuartos de final, ni tan siquiera la estrategia de los kazajos, la gran revelación del torneo con su juego feo, pero práctico. Dio absolutamente igual. España es la más fiable de todas. España ganó eligiendo el mejor camino: el que te enamora.