España se marca un partido de campeonato

La selección recupera su mejor versión en el momento clave y se exhibe sin piedad ante Serbia (60-90) bajo la batuta de Sergio Rodríguez y Rudy Fernández. El viernes, a las 21.00 horas, disputará la semifinal. 

 

FICHA TÉCNICA

 

SERBIA: Nedovic (6), Kalinic (2), Bogdanovic (2), Bjelica (2) y Nenad Krstic (4) --quinteto inicial--; Markovic (-), Micic (8), Nemanja Krstic (3), Gagic (7), Andjusic (11), Katic (11) y Stimac (4).

 

ESPAÑA: Rubio (5), Calderón (3), Fernández (19), Claver (9) y Marc Gasol (7) --quinteto inicial--; Rodríguez (22), Llull (5), San Emeterio (6), Aguilar (8), Mumbrú (2), Gabriel (4) y Rey (-).

 

PARCIALES: 5-21, 18-27, 16-25 Y 21-17.

 

PABELLÓN: Stozice Arena de Ljubljana.




 

La selección española de baloncesto se ha clasificado para su octava semifinal consecutiva en un Eurobasket tras aniquilar a Serbia (60-90) en el Stozice Arena de Ljubljana, donde ha espantado las dudas demostrando que está preparada para luchar por su tercer título europeo consecutivo, en una formidable actuación liderada por Sergio Rodríguez (22 puntos) y Rudy Fernández (19).

 

Tras una mala segunda fase en el torneo, con derrotas ante Grecia e Italia, España resolvió de un plumazo su pase a semifinales frente al mejor equipo del otro grupo de la segunda fase. 

 

España se construyó su particular paraíso en la primera parte, desde el primer gancho de Marc Gasol hasta el triple sobre la bocina de Pablo Aguilar que cerró el segundo cuarto. La mejor defensa del campeonato salía a relucir para sorpresa de los bisoños serbios, que después de apenas cinco minutos ya se veían 2-17 abajo en el marcador.

 

Marc cerraba al hombre más peligroso de los balcánicos, Nenad Krstic, y al otro lado de la cancha Ricky dirigía, tomando la responsabilidad ante el hombro mermado de Calderón, y Rudy Fernández ejecutaba sin piedad. El alero del Real Madrid acribilló con tres triples en un primer cuarto celestial (13 puntos) antes de dejar el testigo a su compañero de equipo Sergio Rodríguez.

 

Ante la desesperación de Dusan Ikvovic, Serbia solo era capaz de anotar una canasta en los diez primeros minutos (1/11 en tiros de campo), anomalía que parecía remitir con un triple de Andjusic en la jugada inicial del segundo cuarto. Pero apareció el talento desatado del 'Chacho' para dejar con la boca abierta al Stozice Arena.

 

UN MAGO LLAMADO SERGIO BAILA SOBRE LA PISTA

 

El base canario bailó sobre la pista en un segundo cuarto de hemeroteca (14 puntos y repartiendo 4 asistencias), transmitiendo una imparable sensación de superioridad ante un rebasado Nemanja Nedovic, próximo base de Golden State Warriors. A su ritmo el equipo fluía en todos los aspectos del juego y se animaba con eficacia desde el triple (11/23 al descanso).

 

Con tres décadas de experiencia en los banquillos y un nutrido palmarés al que solo le falta el oro olímpico, a la charla de un hombre como Ivkovic en el vestuario seguro que no le faltaron decibelios. La experiencia del entrenador balcánico era la única chispa que amenazaba conato de reacción visto el panorama de la primera parte, con todos los serbios desnortados.

 

Pero no llegó nada nuevo, solo la continuación de un monólogo cruel de los que no abundan en el baloncesto de élite. Siete puntos seguidos de Víctor Claver en el tercer cuarto confirmaron la crónica de una muerte anunciada y los pupilos de Juan Antonio Orenga se gustaron. Una bandeja de Llull tras un pase de Marc Gasol que cruzó toda la pista puso el partido en cuarentena con la diferencia máxima (29-69, minuto 27).

 

Quedó casi un cuarto de hora para la pachanga, la diversión de los suplentes y la relajación de los titulares, que acumularon un descanso precioso de cara al penúltimo obstáculo del Eurobasket. Eran minutos para el disfrute, opuestos a los compases finales en las tres derrotas durante el torneo, todas ellas con un denominador común: el colapso en los momentos decisivos. Todo parecía de nuevo en su sitio, con el campeón desperezado a mazazos y acercándose a un nuevo trono que vuelve a perfilarse en su horizonte.



 

Noticias relacionadas