España se estrena con victoria ante la campeona de Europa

El selección española femenina de baloncesto se ha impuesto a Serbia, actual subcampeón mundial, en su debut en los Juegos Olímpicos de Río 2016 con una sufrida victoria, 59-65.

 la efectividad de la pívot Astou Ndour, que consiguió hacer olvidar por algunos momentos la ausencia de Sancho Little, sintieron la falta de la alero Alba Torrens, su jugadora estrella y que no estaba en su mejor día. Tanto que en la segunda mitad el entrenador, Lucas Mondelo, prefirió darle más tiempo de juego a Marta Xargay, que retribuyó la confianza con cestas decisivas. Junto a ella enorme partido de Anna Cruz y también de Silvia Domínguez en la dirección.

 

La 'ñBA' femenina acusó los nervios del estreno en el arranque, en el que la alero balcánica Jelena Milovanovic era un martillo contra el aro español, la defensa no estaba ajustada y las pérdidas se acumulaban en el grupo de Lucas Mondelo. El resultado fue un 13-4, con 9 puntos de Milovanovic, inquietante que atajó Mondelo con un tiempo muerto.

 

La pausa sentó muy bien a España, que empezó a crecer desde el rebote ofensivo de Astou Ndour, los puntos de Cruz y Xargay y Laura NichollsUn parcial de 5-15 culminado con una rápida transición de Cruz puso por vez primera en ventaja (18-19) a España justo antes de llegarse al final del primer cuarto. Buena noticia para las de Mondelo, muy atascadas ante la zona serbia, pero que cuajaron la remontada desde la defensa y el poderío reboteador de Ndour.

 

Corrió en el segundo cuarto y llegó a alcanzar 5 puntos de renta (18-23) frente a las de Marina Maljkovic, la hija del legendario Bozidar Maljkovic, con más problemas ya para afrontar la zona de una España que recobró parte de sus señas, pero que no pudo despegarse por su bajo porcentaje en los tiros de dos y, sobretodo, desde el triple (0 de 6).

 

Un triple de Xargay puso la primera piedra (44-49) de la victoria. Alba Torrens anotó su primera canasta en juego en el minuto 33 y se sumó a la fiesta final con un gancho y un par de acciones de mérito. Silvia Domínguez puso la máxima distancia (46-53) y Palau, con una bandeja, parecía dejar sentenciado el partido.

 

En cambio, Milovanovic, la mejor de las serbias, con 17 puntos, puso un punto de emoción (59-62) en el último minuto. Pero Laura Nicholls anotó uno de sus dos tiros libres para sentenciar a la campeona de Europa en un partido en el que España se puso el mono de trabajo.

 

No apareció Torrens, pero Anna Cruz iluminó a España, que este lunes se enfrenta a Estados Unidos (17:00, hoira peninsular española) con los primeros deberes hechos. Sólo cabe el disfrute ante un equipo predestinado al oro.

 

Tras disputarse la primera ronda, el Grupo B tiene a Estados Unidos como líder tras la victoria por 121-56 con que se impuso a Senegal, seguido por Canadá, que el sábado venció por 90-68 a China, y por España, todas con dos puntos.