España pasa con nota el examen exigente ante Inglaterra (2-0)

Dos golazos de Mario Gaspar y Cazorla completan un buen partido de la selección española ante un rival de prestigio. 

 ESPAÑA: Casillas; Mario Gaspar, Bartra (Azpilicueta, min.82), Piqué, Jordi Alba; Busquets (Koke, min.78), Cesc, Thiago (Cazorla, min.27); Iniesta (Nolito, min.46), Alcácer (Pedro, min.74) y Diego Costa (Mata, min.64).

 

INGLATERRA: Hart; Walker, Jones, Smalling (Cahill, min.84), Bertrand; Carrick (Shelvey, min.90), Delph (Alli, min.63); Lallana (Dier, min.63), Barkley (Rooney, min.73), Sterling; Kane.

 

GOLES1 - 0, min.72, Mario Gaspar. 2 - 0, min.84, Cazorla.

 

ÁRBITRO: Paolo Silvio Mazzoleni (ITA). Amonestó a Hart (min.84) por parte de Inglaterra.

 

ESTADIO: Rico Pérez.

Después de cumplir en la fase de clasificación España inició en Alicante una serie de cuatro amistosos para seguir con el cambio de imagen asumido en la pelea por defender título el próximo verano y tras el desastre del Mundial. La vigente campeona de Europa superó con nota un exigente duelo ante una selección invicta en su camino hacia Francia y con sólo tres goles en contra.

 

Los de Roy Hodgson plantearon un sólido juego atrás que complicó y mucho las cosas a los locales. Los más perjudicados fueron Diego Costa y Paco Alcácer, la dupla ofensiva experimental elegida por Del Bosque, durante una primera mitad de mucha seguridad en ambos bandos. En especial, los focos estaban en el regreso del de Lagarto a la selección, quien se mantuvo con un gol en 10 partidos como internacional.

 

Con todo, España demostró que ha dejado atrás esa impotencia de Brasil 2014 y disfrutó de un juego ágil y una presión de serie que fueron poco a poco mereciendo el premio del gol. La mejora paulatina de la selección eleva los problemas del técnico salmantino de cara a la lista de elegidos. Y es que en la segunda mitad el protagonismo fue para Nolito y un jugador con dos partidos con España y dos goles.

 

El trabajo de Costa y Alcácer fue remarcable en el inicio de la presión. Con ella y con Busquets, que pidió el cambio en los últimos minutos, en el centro del campo, la selección nacional fue cimentando su peligro aunque la conexión arriba tardó en llegar. Los de Del Bosque se asociaron con Iniesta y Thiago, hasta que también tuvo que ser sustituido el del Bayern a la media hora por un susto en la rodilla, y ya en el tramo final con Cesc Fábregas.

 

España también tuvo que demostrar trabajo defensivo, con Piqué haciendo caso omiso a los pitos del Pico Pérez para junto a Bartra anticiparse al peligro. El primero de hecho tuvo la primera ocasión española con una salida que terminó culminando con un disparo peligroso tras tocar en un rival. Lallana y en especial Sterling mantuvieron ocupada a la zaga local aunque el juego ofensivo visitante apenas existió.

 

Le faltó a España un último pase certero o un jugador con la confianza por las nubes. Ambas se personificaron en Nolito en la segunda mitad. El delantero del Celta pidió sitio de nuevo con una exhibición que sufrió especialmente Kyle Walker. El ariete gaditano dio un desparpajo a España que, a pesar de unos minutos de dominio del balón por parte de los ingleses, terminó con goles.

 

Primero Mario abrió la lata con un remate acrobático en un pase algo pasado de Cesc. El del Villarreal volvió a 'mojar' con la selección como hiciera en su debut, hace un mes, ante Ucrania. Setenta minutos aguantó Inglaterra, pero su inmaculada fase de clasificación topó con una España que va en serio.

 

De esa manera se tomó el amistoso de nivel la vigente campeona de Europa, que sentenció con una bonita jugada con Nolito de socio de Cazorla para que el del Arsenal batiera con dulzura a Hart. Los de Hodgson aún inquietaron con la salida de Rooney, en mal momento pero que sigue siendo el alma de los ingleses, pero un Casillas con poco trabajo apareció en el tramo final para sumar su partido 100 con la portería a cero.