España no quiere sustos de última hora

Partido especial para Andrés Iniesta que jugará con la selección en su tierra, en Albacete

Un punto basta a los de Vicente del Bosque, que esperan mejorar su imagen, ante una Georgia que aspira a repetir los problemas del partido de Tbilisi.

 

 

POSIBLES ALINEACIONES

 

ESPAÑA: Valdés; Juanfran, Sergio Ramos, Piqué, Monreal; Busquets, Xavi; Iniesta, Cesc, Pedro; y Negredo.

 

GEORGIA: Revishvili, Lobjanidze, Amisulashvili, Kashia, Kvirkvelia; Khubutia, Kobakhizde, Dzaria, Ananidze, Okriashvili; y Gelashvili.

 

ÁRBITRO: Florian Meyer (ALE).

 

ESTADIO: Carlos Belmonte.

 

HORA: 21.00/Telecinco.



 

La selección española de fútbol tratará de certificar en el estadio Carlos Belmonte de Albacete (21.00 horas/Telecinco) su billete para defender su título de campeona del mundo en Brasil el año que viene, objetivo en teoría muy asequible por la necesidad únicamente de un punto  y por la entidad del rival, una Georgia que, sin embargo, puso muy complicadas las cosas hace un año.

 

España tiene pie y medio en tierras sudamericanas y ya sólo le falta culminar el trabajo de una fase de clasificación, más ajetreada que en ocasiones anteriores, pero que puede concluir una vez más de forma impoluta para clasificarse para una Copa del Mundo a la que no falta desde 1974.

 

Los de Vicente del Bosque afrontarán la última jornada con los tres puntos de renta sobre Francia después de cumplir la primera parte de lo que necesitaba el pasado viernes, al derrotar (2-1) a Bielorrusia en Palma de Mallorca, y ahora le basta con un solitario punto ante Georgia para no depender de que Francia, a la que sólo le vale el triunfo, cumpla o no en París ante Finlandia.

 

Albacete se ha volcado en pos de llevar en volandas sin sustos ni complicaciones a los españoles hacia Brasil. La ciudad ha recibido por todo lo alto a la campeona del mundo y de Europa, sobre todo el paisano Andrés Iniesta, que vivirá un partido muy especial en lo que será su tercera visita al Carlos Belmonte con la 'Roja' tras las realizadas para medirse a Rusia (0-0) y Armenia (4-0).

 

Sin embargo, la selección española también tiene ante sí una oportunidad para mejorar la imagen dada en el Iberostar Estadi, donde el equipo no estuvo a su mejor nivel ni tuvo excesiva brillantez, complicándose por momentos una victoria que costó más de lo previsto. Y es que una de las asignaturas pendientes en esta fase es brindar un gran partido como local, algo que no han conseguido todavía los de Del Bosque con sendos empates a uno ante Finlandia y Francia que se añaden al primer triunfo en casa de la 'Roja'.

 

España se volverá a encontrar un 'cerrojo' para los que no está encontrando soluciones con facilidad y para el que será necesario marcar lo antes posible. Además, la campeona del mundo y de Europa ya sabe lo que va a tener enfrente, una Georgia que se encerró sin miramientos ante su público y que estuvo a punto de arañar un punto sino llegar a mediar el postrero tanto de Roberto Soldado.

 

NEGREDO E INIESTA, TITULARES POR LÓGICA 

 

Por ello, el seleccionador, que no dará pistas del once hasta el último entrenamiento, podría apostar por salir con un delantero centro, después de experimentar en Palma con dos 'falsos 9' como Cesc y Michu juntos, una carrera en la que parece que Álvaro Negredo está el mejor situado después de su gol ante los bielorrusos que sirvió para respirar. España tampoco está fina de cara a la portería rival, salvo en Minsk, y es otra asignatura pendiente en esta fase donde ha anotado 12 goles, siendo la peor de las primeras clasificadas.

 

También es probable que vuelva al once titular Iniesta en detrimento de David Silva, además de por todo lo que rodea al choque a nivel personal para el de Fuentealbilla, por el cambio que supuso igualmente su entrada en la segunda mitad del pasado viernes. Donde no se esperan cambios es en la portería, donde Víctor Valdés le ganó la partida a Iker Casillas y las palabras tras el choque de Del Bosque no hacen indicar que el madridista recupere su lugar.

 

Por su parte, Georgia llega al partido deseando al menos poner las cosas tan complicadas como en su primer choque. El equipo de Temur Ketsbaia no ha sido un rival fácil en esta fase de clasificación, donde Francia también la sufrió dejándose incluso dos puntos claves en Tbilisi.    

 

Los georgianos, que llevan desde la semana pasada preparando este partido y sólo han marcado tres goles hasta el momento, tienen varias bajas en sus filas, entre ellas su capitán Kankava, para afrontar un choque en el que pese a no jugarse nada repetirá su planteamiento ultradefensivo.