España muestra las razones de su prestigio

Villa durante una acción del encuentro ante Irlanda

Soldado y Mata definen una brillante victoria de la selección ante Irlanda. 

La selección española de fútbol ha cerrado con una victoria ante Irlanda (2-0) su fase de preparación para la Copa Confederaciones, cuyo debut llegará el próximo domingo, en un partido celebrado en Nueva York que decidieron los goles de Roberto Soldado y Juan Mata, los dos en la segunda mitad.

 

La actual campeona del mundo desprendió buen aroma desde el comienzo, con Uruguay al fondo, pero con la responsabilidad de engalanar su prestigio antes de afrontar la pelea por el único título que no tiene en sus vitrinas. Soldado cambió un partido que se distinguió por el abrumador sometimiento de la 'Roja'.

 

El equipo de Vicente del Bosque ofreció una notable primera mitad, en la que dispuso de hasta cuatro ocasiones claras para haberse adelantado en el marcador. El calor del Estadio de los Yankees no impidió que España llevase la batuta, amparada en el habitual dominio de Xavi Hernández y Busquets en el centro del campo, en un 'once' inicial que recogía hasta ocho jugadores del FC Barcelona.

 

Como una espiral interminable, la 'Roja' se enredó en infinitas combinaciones para zafarse del pegajoso equipo irlandés, poco temible y escaso de talento. En una de esas, Silva encontró la rendija hacia Villa, que metió la puntera sin suerte. El 'guaje', pese a que no marcó, no dejó de moverse con tal de convencer a Del Bosque en el manido debate del '9'.

 

Poco después, a los 24 minutos, Ramos no acertó a conectar el cuero en un barullo con Piqué de por medio y, cuando se llegaba al descanso, Pedro tuvo la mejor hasta el momento. Un zapatazo al larguero fue el castigo del canario, que demostró sus hechuras con una jugada de canchero, escondiendo el balón del rival para forjar el disparo.

 

Irlanda compareció desde su físico, ideada para ejercer una presión que fue a menos con el paso de los minutos y encomendada al eterno Robbie Keane y al tosco Sammon para rascar algo en el campo contrario. Precisamente fue el delantero del Derby County quién tuvo la mejor para los suyos al errar en un mano a mano con Valdés en el ecuador del primer acto.

 

Tras el descanso, y pese a la entrada de Navas, España fue incapaz de hacer un gol al mismo equipo que goleó (4-0) en la pasada Eurocopa. Pero el escenario lo cambió Soldado, el mismo que se empeñó en derribar la portería con dos remates a los palos en el envite de Miami.

 

SOLDADO DESATASCA

 

El delantero "che" acudió al rescate con una volea al palo largo. Quedaban 20 minutos para el final, y el valenciano aprovechó dos controles de Arbeloa, curioso asistente en la selección (5), para derribar la maraña de Trapattoni. Ahí creció España, que mejoró con Mata y Cazorla, arquitectos del segundo y definitivo gol. El tándem de la Premier fue letal en un partido que tuvo de todo.

 

Antes del 2-0 (min.86) Casillas metió una mano crucial para que McClean no igualase el partido, e incluso los irlandeses celebraron un tanto -en la salida de un córner- que finalmente fue anulado por fuera de juego. España, que volvió a ser España, pasó con nota el último examen antes de su debut en la Copa Confederaciones.

 

FICHA TÉCNICA 

 

ESPAÑA: Valdés (Casillas, min.59); Arbeloa, Piqué, Ramos, Arbeloa; Busquets, Xavi (Mata, min.70), Iniesta (Fábregas, min.59), Silva (Navas, min.46), Pedro (Cazorla, min.80) y Villa (Soldado, min.59).

 

IRLANDA: Forde (Randolph, min.74); McShane, St Ledger, O'Dea, Kelly (Delaney, min.89); Coleman, Hendrick (Quinn, min.46), McCarthy, Keogh (McClean, min.74); Robbie Keane (Cox, min,57) y Sammon.

 

GOLES:

   1 - 0, min.69, Soldado.

   2 - 0, min.87, Mata.

 

ÁRBITRO: Jair Marrufo (USA). Amonestó a Pedro (min.11) en España y a Cox (min.72) y Quinn (min.82) en Irlanda.

 

ESTADIO: Yankee Stadium de Nueva York.

Noticias relacionadas