España, Francia, Italia y Portugal quieren un supervisor bancario único en enero

Los líderes de los cinco países han reclamado una "rápida aplicación" de las decisiones adoptadas por el Consejo Europeo
Los países participantes en la Cumbre 5+5 que se celebra en Malta --España, Francia, Italia, Portugal y Malta-- han acordado plantear en el Consejo Europeo informal de octubre una supervisión bancaria única para todos los países de la Unión Europea que esté operativa el próximo mes de enero.

Los presidentes de Francia, Malta, España, Italia y Portugal, así como el presidente de la Comisión Europea, reunidos en La Veleta en el marco de la Cumbre 5+5 de Jefes de Estado y de Gobierno del Magreb y de sus vecinos europeos, han centrado su reunión en la situación económica de la zona euro con vistas a la reunión del Consejo Europeo los próximos días 18 y 19 de octubre.

En esta cita, todos ellos esperan que se "allane el camino" para el establecimiento de un sistema europeo de supervisión bancaria única, que se decidirá "antes de fin de año y que deberá estar operativo a principios de enero de 2013 y para, en última instancia, la solución de la crisis".

En una declaración conjunta hecha pública tras el encuentro, los líderes de los cinco países han reclamado una "rápida aplicación" de las decisiones adoptadas por el Consejo Europeo en junio y han incidido en su "determinación" para trabajar juntos y contribuir "activamente" al mantenimiento de la estabilidad y la integridad de la zona euro.

El presidente español ha señalado que en el momento actual Europa "no se puede parar" y ha incidido en que para ser un "actor importante" y "con peso de verdad" es necesario que esté "unida" y tome decisiones "con mayor rapidez".

"En un mundo tan abierto, tan global, tan rápido, sin fronteras, sin aranceles, si Europa quiere ser un actor importante y un actor con peso de verdad, Europa tiene que estar más unida, tiene que tomar decisiones con mayor rapidez y tiene que generar los instrumentos para que haya más eficacia y para que podamos tener más bienestar y más riqueza", ha explicado.

En este sentido, ha señalado que para esto ayudará la unión bancaria única para todos los países de la Unión Europea. "Queremos más Europa y que Europa avance y que Europa cuando tome decisiones las cumpla y lo haga ya", ha señalado.

A preguntas de los periodistas, el presidente español ha negado que haya un "frente contra nadie" y ha recordado que este es un acuerdo que adoptaron "todos los países de la Unión el pasado mes de junio". "Insisto", ha apostillado, "Europa tiene que avanzar en su unión, en su unidad, desde la convicción, también desde el dialogo, pero con rapidez".

PRIMAVERA ÁRABE
En otro orden de cosas, los países participantes en la Cumbre de Malta han coincidido en trasladar su "apoyo claro" a los procesos de democratización que se han iniciado y que conocemos como la Primavera Árabe.

"Todos estamos de acuerdo en que hay que seguir apostando por la democracia, la libertad, por los derechos humanos que son procesos difíciles", ha dicho Rajoy, quien ha recordado que "la democracia no sólo es buena en sí misma, porque tiene los mejores valores, sino también es el anticipo y el prólogo de la mejora del bienestar y riqueza de la gente y del progreso de los países".

Asimismo, se ha hecho un llamamiento a los países de la zona sur del Mediterráneo para hacer "un esfuerzo de integración" ya que "la unión siempre es mucho mejor que la división y que la separación y eso va a suponer más riqueza y más progreso para estos países".

Otro tema abordado durante el encuentro ha sido la necesidad de incrementar las relaciones y de que los países de la ribera sur del Mediterráneo y de la ribera norte actúen de forma conjunta en materia económica. Sobre este punto, Rajoy ha ofrecido "la experiencia" de España en los procesos de reformas constitucionales en estos países.

Finalmente, Rajoy ha alertado sobre la "deriva muy peligrosa" que se está viviendo en la zona norte de Mali, donde "se han producido todo tipo de atentados a los derechos humanos". "Nosotros apostamos por una solución a ese tema. No puede haber una zona importante de un territorio sin Estado. Vamos a apoyar al Gobierno de Mali y esperamos que el Consejo de Seguridad de la ONU arbitre un procedimiento para encontrar una solución a lo que está pasando", ha concluido.