España celebra sus '12+1' elecciones con un resultado claro: adiós a las mayorías

Mariano Rajoy, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera pugnarán por hacerse con el mando de España este 26J y dirigir un gobierno de coalición durante los próximos cuatro años.

 

CUATRO FUERZAS, UN DESTINO

 

PODEMOS, A DESPLAZAR AL PSOE

 

Podemos afronta este domingo sus segundas elecciones generales a las que, como novedad, concurre junto a Izquierda Unida y otras fuerzas en la coalición Unidos Podemos, y en las que se ha marcado como objetivo superar al PSOE en votos y escaños y confrontar al PP. Para ello, su campaña, menos arriesgada de lo habitual, se ha centrado en rivalizar con el partido de Mariano Rajoy, ninguneando y dejando a un lado a un PSOE al que están convencidos de adelantar en las urnas este domingo.

 

SÁNCHEZ, A POR LA REMONTADA

 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, comprobará mañana si ha logrado llevar a los socialistas del "desánimo" con el que afrontaban las elecciones del 26J a la "remontada" que aseguró detectar en las últimas horas de una campaña marcada por el debate de los pactos, en el que no ha querido entrar, y la losa de las encuestas, que le situaban en un tercer puesto que haría peligrar su silla en Ferraz.

 

CIUDADANOS, A MANTENER SU ESPACIO

 

Ciudadanos intentará mantener en las elecciones generales de este domingo el espacio electoral que logró ocupar en los comicios de diciembre, algo por lo que su candidato a La Moncloa, Albert Rivera, ha trabajado durante toda la campaña electoral tratando de hacerse un hueco en un escenario polarizado y centrando sus ataques en el PP y en Unidos Podemos.

 

RAJOY AGITA AL EX VOTANTE DEL PP

 

El PP está convencido de que ganará las elecciones, pero las expectativas de voto que se conceden a la coalición Unidos Podemos ha hecho crecer la preocupación en el partido, consciente de que la suma del bloque de izquierdas podría desalojarles del Palacio de la Moncloa. En 'Génova' están satisfechos con su campaña porque creen que ha calado su llamada al voto útil para frenar a Pablo Iglesias, si bien admiten que es difícil de calibrar cuál es el efecto que tendrá en las urnas temas como el triunfo del 'Brexit' o las grabaciones al ministro Jorge Fernández Díaz, que han marcado la recta final de campaña.

España celebrará este 26J las decimoterceras elecciones generales tras el fin de la dictadura y el retorno de la democracia, una cita en la que, descartadas las mayorías absolutas y caído el bipartidismo imperante hasta hace un año, cuatro partidos intentarán formar o condicionar el Gobierno: PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos.

 

Las elecciones del pasado 20 de diciembre acabaron con el bipartidismo hegemónico desde la transición, pero no hubo consenso suficiente para alumbrar un nuevo Gobierno. Por primera vez en su historia reciente, España ha tenido que repetir sus elecciones generales debido a la falta de acuerdo entre los partidos para que un candidato lograse la confianza del Congreso.

 

El punto álgido del bipartidismo se alcanzó 2004, cuando PP y PSOE sumaron 312 diputados, y sobre todo en 2008, elecciones en las que coparon el 83,61 por ciento de los votos y llegaron incluso a los 323 escaños, dejando sólo 27 plazas del Congreso para todas las formaciones minoritarias.

 

En 2011 el bipartidismo empezó a perder fuelle y el PP y el PSOE se conformaron con el 73% de los votos y 296 diputados, mientras que las minorías duplicaron su presencia logrando 54 escaños repartidos entre doce formaciones: CiU, IU-ICV, UPyD, Amaiur, PNV, BNG, Esquerra (ERC), Coalición Canaria, Compromís-Equo, Foro Asturias y Geroa Bai. La clave estuvo en el derrumbamiento del PSOE, pues los 'populares' ganaron aquellas elecciones con mayoría absoluta.

 

TODOS ESTÁN LEJOS DE LA MAYORÍA ABSOLUTA

 

En la XI Legislatura, nacida de los comicios del 20 de diciembre, irrumpieron Podemos y Ciudadanos y el bipartidismo dio paso a otro modelo en el que nadie se acerca a la mayoría absoluta y son cuatro los partidos con opción a gobernar. 

 

Pero los pactos no fructificaron y ningún candidato logró los votos suficientes para ser investido presidente del Gobierno, lo que ha obligado a repetir las elecciones. Este domingo arranca la XII Legislatura en busca de un presidente.

 

VAN SEIS PRESIDENTES DE GOBIERNO

 

Las primeras elecciones democráticas tras el franquismo, celebradas en junio de 1977, asentaron en la Moncloa a Adolfo Suárez, líder de la entonces Unión de Centro Democrático (UCD) y a quien el Rey había nombrado jefe del Gobierno un año antes. Tras el nacimiento de la vigente Constitución de 1978, Suárez revalidó el cargo con otro triunfo de la UCD en las generales de 1979.

 

Las siguientes elecciones generales tuvieron lugar en 1982, un año después de que Leopoldo Calvo Sotelo fuera elegido por el Congreso presidente tras la dimisión de Suárez. En esa cita electoral, el socialista Felipe González protagonizó un triunfo histórico de la izquierda logrando mayoría absoluta para el PSOE, que repetiría en 1986.

 

En los comicios de 1989 los socialistas se quedaron a tan sólo un escaño de la mayoría absoluta, aunque González pudo gobernar debido a que los diputados de Herri Batasuna se ausentaron durante toda la legislatura. Y en 1993 González volvería a ganar las elecciones por cuarta vez consecutiva.

 

Ya en 1996, el PP logra su primera victoria en las elecciones generales y lleva al Palacio de la Moncloa a José María Aznar, que revalidó su mandato con mayoría absoluta cuatro años después, en los comicios del año 2000.

 

RESULTADOS 20-D

 

 

Las siguientes elecciones se celebraron el 14 de marzo de 2004, cuando el PSOE volvió al poder de la mano de José Luis Rodríguez Zapatero. El socialista repitió cuatro años más tras ganar los comicios del 9 de marzo de 2008. En ninguno de los dos mandatos Zapatero gozó de mayoría absoluta.

 

El 20 de noviembre de 2011, después de que Zapatero decidiera adelantar cuatro meses los comicios, lo que supuso el séptimo adelanto electoral de la democracia, el presidente del PP, Mariano Rajoy, logró la victoria con mayoría absoluta y se convirtió en el sexto presidente del Gobierno desde la restauración de la democracia.

 

Rajoy sigue en el Palacio de la Moncloa, aunque está en funciones desde los comicios del pasado 20 de diciembre.