España aplicará el veto a las aceiteras rellenables en bares y hostelerías pese al paso atrás de Bruselas

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha informado este martes a la Comisión Europea de la intención del Gobierno de aplicar "a escala nacional" la prohibición de aceiteras rellenables en las mesas de bares y restaurantes, pese a la decisión del comisario Dacian Ciolos de retirar la que era su medida estrella de apoyo al sector olivarero, según han informado a Europa Press fuentes comunitarias.



BRUSELAS, 18 (EUROPA PRESS)



Arias Cañete y Ciolos se han reunido durante más de una hora en Bruselas este martes para tratar de acercar posiciones en la reforma de la Política Agraria Común (PAC), cuyas negociaciones encaran la recta final esta semana. El ministro español ha aprovechado este encuentro para abordar también la cuestión del aceite de oliva y expresar su "intención" de seguir adelante con la medida.

El comisario, por su parte, ha celebrado la "iniciativa" del Gobierno español y ha informado a Arias Cañete de que el próximo julio se reunirá con los representantes de los consumidores y otros grupos de interés para revisar su plan de acción.

Desde el gabinete del Comisario, no obstante, matizan que la discusión sobre el aceite de oliva y el plan de acción pensado por Bruselas para ayudar al sector ha sido "breve", basada sobre todo en los "principios" y no tanto el fondo, por lo que España no ha indicado plazos sobre cuándo estaría en medida de aplicar esta decisión.

Fuentes del Ministerio que dirige Arias Cañete consultadas por Europa Press no han confirmado este anuncio a Bruselas, pero sí recuerdan que la introducción de aceiteras precintadas para evitar su reutilización es una medida que gustaba a España y que el Gobierno "ha defendido y va a seguir defendiendo ante Europa" para su aplicación a "escala europea".

PASO ATRÁS DE LA COMISIÓN

Ciolos había confirmado a mediados de mayo que desde el 1 de enero de 2014 vetaría las aceiteras reutilizables en las mesas de la hostelería de la toda la Unión Europea, tras conseguir el apoyo de una mayoría suficiente de Estados miembros en un voto de los 27 a nivel de expertos. Entonces, quince países, entre ellos España y el resto de grandes productores de aceite de oliva se mostraron a favor de la medida.

Sin embargo, una semana más tarde y tras las declaraciones en contra de los primeros ministros de Reino Unido y Países Bajos, el comisario rectificó y anunció que aparcaba su propuesta al constatar "posiciones fuertes" en contra en "Estados miembros consumidores".