España, ante el sueño de que se repita el 'Maracanazo'

Andrés Iniesta, faro de la selección española

La selección española de fútbol se plantará en una de las cunas del fútbol, Brasil, con otro reto mayúsculo en su mejor época, el de reeditar el título mundial, algo que no se consigue desde que la 'canarinha' enlazase los triunfos en Suecia 58 y Chile 62.

 

FICHA TÉCNICA

 

Participaciones en Mundiales: Catorce (1934, 1950, 1962, 1966, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014).

 

Títulos: Uno (2010).

 

Mejor resultado: Campeona (2010).

 

Palmarés: Tres Eurocopas (1964, 2008 y 2012).

 

Cómo se clasificó: Primera del grupo I de la zona europea.

 

Calendario primera fase:   

13/06: 21.00 Salvador       ESPAÑA - Holanda.

18/06: 21.00 Río de Janeiro ESPAÑA - Chile.

23/06: 18.00 Curitiba       ESPAÑA - Australia.

Aunque la empresa no se presenta nada fácil por la cantidad de rivales, liderados por los anfitriones que en la Copa Confederaciones ya apabullaron a los de Vicente del Bosque.

 

La 'Roja' llega inmerso en su periplo más exitoso de su historia, impensable hace seis años, y lanzado a alta velocidad desde la conquista de la Eurocopa de 2008, triunfo que rompió con todo el pesimismo y afianzó a un equipo liderado por una generación en su mejor momento y con un estilo definido, apuesta del fallecido Luis Aragonés, continuado por Vicente del Bosque y con una marca azulgrana.

 

A aquella victoria en Viena sobre Alemania con el gol de Fernando Torres le siguió la más histórica aún de la noche del 11 de julio en el Soccer City de dos años después. En la cita mundialista hasta ahora más simbólica, celebrada en África, un gol de Andrés Iniesta en la prórroga ante Holanda coronó al combinado español, que de 'eterno perdedor' pasaba a 'eterno ganador', lo que ratificó en 2012 cuando repitió triunfo en la Eurocopa, con exhibición en la final ante Italia, logrando un 'triplete' inédito en el mundo del fútbol.

 

Ahora, el sueño es firmar un nuevo 'Maracanazo', 64 años después de que Uruguay lo hiciese en el Mundial de 1950, aquel que hasta hace cuatro años permanecía en las retinas de los más veteranos espectadores como la mejor actuación de la selección española en la Copa del Mundo con el cuarto puesto y la victoria ante Inglaterra con el gol de Telmo Zarra.

 

Sin embargo, este objetivo es de alta complejidad y más en territorio americano, donde no ha ganado ninguna europea. La campeona ya acude como el gran rival a batir, seguramente por encima de otros combinados de mayor historia y a la par posiblemente con la anfitriona Brasil, que ya dejó claro en el verano de 2013 que asaltar su casa no va a ser tarea fácil. Esa presión, por encima de la de 2010, será algo con lo que tendrá que convivir los Del Bosque que, de momento, lo hicieron bien en Polonia y Ucrania, y que ahora deben ratificarlo en la gran cita futbolística, culmen para la generación más dorada del fútbol nacional.

 

Sin embargo, la 'Roja' le rodean algunas dudas, basadas en el estado futbolístico de algunas de sus piezas claves, sobre todo en el centro del campo donde Xavi Hernández, Busquets o Xabi Alonso no han estado su mejor nivel. En Brasil serán seguramente fijos, pese a la pujanza de nuevas caras como la de Koke, una de las claves de la histórica temporada del Atlético junto a Diego Costa.

 

LAS DUDAS EN LA DELANTERA

 

También hay otros futbolistas de los éxitos de los últimos seis años que siguen creciendo como es el caso de Sergio Ramos, que firmó un final de campaña tremendo con el Real Madrid y encargado de formar dupla con Gerard Piqué, Andrés Iniesta, cuyo talento sigue siendo clave, David Silva, que busca recuperar su hueco de titular y que brilla con luz propia en el City, o incluso Pedro, condenado al ostracismo por el 'Tata' Martino, pero que deja claro que cada vez que Del Bosque le llama da la cara como se pudo ver en el último amistoso ante Italia.

 

Las dudas del salmantino partirán fundamentalmente en la delantera, una vez que el infortunio sufrido por Víctor Valdés le deja la puerta abierta de la titularidad en la portería a Iker Casillas, aunque ya en la Confederaciones fue el elegido pese a su falta de minutos por su polémica con José Mourinho. Pero es arriba donde más dudas aparecen con nombres de antaño como los de David Villa o Fernando Torres, que tienen complicado hacerse un hueco en un puesto donde la opción de Diego Costa parece favorita junto a la del 'falso 9', tan usada por el seleccionador.

 

Con todo, España firmó una nueva fase de clasificación impoluta y por tercera ocasión consecutiva sacó su billete para un gran torneo sin perder ningún partido, aunque en esta ocasión hubo más dudas, sobre todo por el empate en el Vicente Calderón ante la gran rival, Francia, y el más inesperado ante Finlandia en Gijón. Pero los 'bleus' tampoco fueron capaces de ser regulares y la actual campeona mundial no falló en el momento clave, el choque de París donde ganó exhibiendo una gran sensación de saber estar que sólo 'olvida' en algunos amistosos.

 

En Brasil, las complicaciones para la selección comenzarán muy pronto. El sorteo la encuadró en un duro Grupo B junto a Holanda, Chile y Australia, con el añadido de que la no consecución del primer puesto la condenaría con casi total seguridad a un octavo de final contra Brasil. Por ello, el debut el 13 de junio, en la reedición de la final de Sudáfrica, se antoja clave para no ir a contracorriente.

 

Luego, cinco días después, visita a Maracaná para medirse al rocoso e hipercompetitivo combinado chileno, que ya planteó muchas dificultades en la misma fase en 2010 y en dos amistosos posteriores y que ahora jugará en territorio sudamericano, donde su rendimiento es previsible que sea aún mayor. Para cerrar, el 23, la 'cenicienta' Australia, cuyo físico puede ser un obstáculo sobre todo si el billete pasa por derrotarla, lo que no será sencillo.

Noticias relacionadas