España abre el camino a las medallas obligada a mejorar

Felipe Reyes en el España - Polonia
La selección española de baloncesto abre (18.30 horas/Cuatro) el camino hacia las medallas del Eurobasket con un duelo 'tramposo' frente a Polonia, un rival teóricamente inferior por plantilla, pero que ya ha amenazado a rivales poderosos como Francia.

 

FICHA TÉCNICA.

ESPAÑA: Llull, Ribas, Rudy, Mirotic y Gasol --posible quinteto inicial--; Sergio Rodríguez, Reyes, San Emeterio, Hernangómez, Vives, Claver y Aguilar.

POLONIA: Slaughter, Ponitka, Waczynski, Kulig y Gortat --posible quinteto inicial--; Cel, Karnowski, Koszarek, Skibniewski, Zamojski, Gruszecki y Czyz.

PABELLÓN: Estadio Pierre Mauroy Stadium de Lille.

HORA: 18.30/Cuatro.

Pese a que los cruces se disputarán oficialmente en el Estadio Pierre Mauroy Stadium de Lille, España ya viene de superar una 'eliminatoria' ante Alemania, un duelo agónico que solo quedó definitivamente resuelto cuando Dennis Schröder marró un tiro libre a falta de tres segundos.


El fallo del base alemán ponía el colofón a una primera fase muy irregular en la que España fracasó con Serbia e Italia, cumplió ante Islandia y solo se mostró dominante frente a Turquía. La igualdad del 'grupo de la muerte' provocó que apenas dos puntos hicieran oscilar a la selección entre el segundo puesto y la eliminación.

Al final salió cara para desgracia de Marcin Gortat, único jugador NBA del equipo polaco que se desahogó a través de Twitter tras confirmarse el cruce, consciente de que, aunque su rival no tiene tanto talento como otros años, no ha olvidado su gen ganador de los últimos años y, sobre todo, sigue contando con Pau Gasol.

Máximo anotador y máximo taponador de la competición, el pívot de Chicago Bulls se ha erigido en el jugador más dominante del Eurobasket, confirmando una vez más todas las expectativas que había puestas en él, redobladas ante ausencias tan importantes como la de su gran amigo Juan Carlos Navarro. De su mano, España también es el equipo más anotador del torneo (92.8 puntos de media).

Pese al poderío de Gasol, Sergio Scariolo que necesita más argumentos y ante Alemania pudo comprobar la mejoría de la batería exterior, en especial de Sergio Rodríguez y Sergio Llull, más cerca del excelente nivel que dieron la temporada pasada para construir la dictadura del Real Madrid.

El canario y el menorquín se sintieron más imbuidos del rol protagonista que se les supone y anotaron un total de 33 puntos ante la selección germana. Ahora, el equipo necesita que mantengan ese nivel e incluso que lo eleven todavía más por los problemas físicos de Rudy Fernández, cuya espalda maltrecha le obliga a jugar sensiblemente mermado.

UN RIVAL QUE YA ESTUVO A PUNTO DE SORPRENDER A FRANCIA

Por su parte, Polonia se ha mostrado a buen nivel en la sede de Montpellier, donde se ha impuesto a Bosnia (68-64), Rusia (82-79) y Finlandia (75-68) y ha plantado cara hasta el último segundo a la vigente campeona Francia (69-66, con un triple sobre la bocina errado por Gortat para empatar) e Israel (75-73).

La selección polaca, que ya puso en apuros a España hace casi un mes en el amistoso de Santander (71-64), sueña con alcanzar los cuartos de final de un Eurobasket por primera vez desde 1997 y lo hace bajo el mando del entrenador estadounidense Mike Taylor, que llegó al cargo hace año y medio procedente de la Liga de Desarrollo de la NBA.

Sobre la cancha, además de Gortat, pívot de Washington Wizards y viejo conocido de Gasol en la NBA, sus principales peligros son Adam Waczynski y A.J.Slaughter. El alero del Rio Natura Monbus Obradoiro se ha convertido en el máximo anotador de su equipo (17.2 puntos), mientras que el base estadounidense, que acaba de abandonar el Panathinaikos, está dirigiendo con acierto. Con estos mimbres, Polonia quiere sorprender y llegar vivo al martes, cuando el ganador del cruce se enfrentará a Grecia o Bélgica.