EspaĂąa es el paĂ­s europeo con mĂĄs consumidores de cocaĂ­na en el Ăşltimo mes

La cocaĂ­na sigue siendo la segunda droga mĂĄs consumida en Europa por detrĂĄs del cannabis

El informe 2011 del Observatorio Europeo de Drogas y ToxicomanĂ­as (OEDT, en sus siglas en inglĂŠs) sitĂşa a EspaĂąa como el paĂ­s europeo con un mayor consumo de cocaĂ­na, tanto en el Ăşltimo aĂąo como en el Ăşltimo mes, por delante de ReĂ­no Unido, Italia o Chipre, segĂşn los resultados presentados este martes en Lisboa.

La cocaĂ­na sigue siendo la segunda droga mĂĄs consumida en Europa por detrĂĄs del cannabis, ya que actualmente hay en torno a 14,5 millones de personas de 15 a 64 aĂąos la han probado alguna vez en su vida y cerca de 4 millones la han consumido en el Ăşltimo aĂąo. De estos, ademĂĄs, 1,5 millones lo ha hecho en el Ăşltimo mes.

En cuanto a los paĂ­ses con mĂĄs prevalencia, el informe, que aporta datos estadĂ­sticos de 2009 con cifras mĂĄs actualizadas en funciĂłn de cada paĂ­s, muestra que hasta un 2,7 por ciento de la poblaciĂłn espaĂąola de 15 a 64 aĂąos ha consumido esta sustancia en el Ăşltimo aĂąo, por encima del 2,5 por ciento de Reino Unido y el 2,1 por ciento de Italia.

Asimismo, un 1,3 por ciento de los espaĂąoles la ha consumido en el Ăşltimo mes, una tasa de prevalencia tambiĂŠn superior a la de otros paĂ­ses como Reino Unido (1,1%), Italia o Chipre (0,7% en ambos casos).

La OEDT tambiĂŠn seĂąala a EspaĂąa como el paĂ­s europeo donde mĂĄs ciudadanos han probado la cocaĂ­na alguna vez en su vida, algo que ha hecho uno de cada diez espaĂąoles (10,2% de la poblaciĂłn), cuando la media europea es de 4,3 por ciento.

El informe tambiĂŠn ha analizado las cifras de consumo entre los jĂłvenes de 15 a 34 aĂąos, situando a EspaĂąa en segundo lugar tanto en consumo en el Ăşltimo aĂąo (4,4% de este grupo de poblaciĂłn) como en el Ăşltimo mes (2%), en ambos casos por detrĂĄs de Reino Unido.

No obstante, este organismo de la UniĂłn Europea reconoce que el consumo de cocaĂ­na en Europa podrĂ­a haber alcanzado sus cotas mĂĄximas en este Ăşltimo aĂąo, advirtiendo de una estabilizaciĂłn de las cifras que podrĂ­an relacionarse con el "coste financiero asociado a dicha droga, que "reduce su atractivo en paĂ­ses donde la austeridad estĂĄ ahora a la orden del dĂ­a".

De hecho, si se comparan los datos de este informe con trabajos anteriores, se observa que Dinamarca, EspaĂąa, Italia y el Reino Unido, cuatro de los cinco paĂ­ses con las cifras mĂĄs altas de consumo, presentan un cierto descenso en el consumo de cocaĂ­na durante el Ăşltimo aĂąo entre los adultos jĂłvenes (15-34 aĂąos), siguiendo la tendencia observada en CanadĂĄ y Estados Unidos.

Los autores vinculan esta tendencia al coste que conlleva su consumo, ya que el precio medio minorista de la cocaĂ­na en la mayorĂ­a de los paĂ­ses de la UE varĂ­a entre 50 y 80 euros por gramo.

AdemĂĄs, la "imagen positiva" de esta droga, que se relacionaba con un estilo de vida propio de gente "adinerada", estĂĄ siendo tambiĂŠn cuestionada por el creciente reconocimiento de los problemas derivados de su consumo, tales como un mayor uso de urgencias hospitalarias, demanda de tratamiento y muertes.

Se confirma el descenso del consumo de Cannabis
Por otro lado, en lo que respecta al consumo de cannabis, los Ăşltimos datos europeos confirman la tendencia general hacia una estabilizaciĂłn o disminuciĂłn del consumo de cannabis entre los adultos jĂłvenes (15-34 aĂąos) ya citada en anteriores informes anuales del OEDT.

La disminuciĂłn en el consumo de tabaco puede estar influyendo en las tendencias del consumo de cannabis en Europa, segĂşn la OEDT, ya que suelen mezclarse ambas sustancias para ser consumidas.

De hecho, una comparaciĂłn entre las dos Ăşltimas encuestas escolares ESPAD (2003 y 2007) realizadas en 23 paĂ­ses de la UE ha demostrado una reducciĂłn global en el Ăşltimo mes del consumo de cigarrillos (del 33 al 28 por ciento) y del consumo de cannabis (del 9 al 7 por ciento).

Otras posibles explicaciones serĂ­an los hĂĄbitos de vida, la moda, la sustituciĂłn por otras drogas y la actitud de muchos jĂłvenes frente a las drogas.

Sin embargo, EspaĂąa sigue estando entre los primeros paĂ­ses con un mayor consumo de esta sustancia, sobre todo en el Ăşltimo mes, donde lidera el ranking europeo en personas de 15 a 64 aĂąos (7,6%), de 15 a 34 aĂąos (14,1%), y de 15 a 24 aĂąos (17,2%), por encima de otros paĂ­ses como Francia, Italia o RepĂşblica Checa.

Por ello, y pese al descenso de las cifras, la OEDT reconoce que el consumo habitual de esta sustancia sigue siendo un "motivo de preocupaciĂłn" en Europa, ya que "en torno a 9 millones de jĂłvenes europeos de 15 a 34 aĂąos ha consumido cannabis en el Ăşltimo aĂąo".

Los hombres jĂłvenes aparecen como el grupo con el mayor riesgo de convertirse en consumidores habituales de cannabis, aunque reconocen que se trata de un problema que "podrĂ­a abordarse con actividades de prevenciĂłn especĂ­ficas".

Drogas sintĂŠticas
El estudio tambiĂŠn revela que en torno a 11 millones de europeos (15-64 aĂąos de edad) han probado el ĂŠxtasis en algĂşn momento de su vida y cerca de 2,5 millones lo han consumido en el Ăşltimo aĂąo; mientras que en torno a 12,5 millones de europeos han probado las anfetaminas a lo largo de su vida y cerca de 2 millones las han consumido en el Ăşltimo aĂąo.

No obstante, los datos de los Ăşltimos cinco aĂąos indican que el consumo durante el Ăşltimo aĂąo de ĂŠxtasis y anfetaminas entre adultos jĂłvenes (15-34 aĂąos) se ha mantenido globalmente estable o a la baja.

Pese a ello, lamentan que Europa sigue siendo el principal productor de anfetamina del mundo. AdemĂĄs, aunque una parte importante del consumo y suministro de metanfetamina en Europa se ha restringido tradicionalmente a la RepĂşblica Checa y Eslovaquia, ahora parece haber aumentado su disponibilidad en algunas partes de Europa septentrional (como Noruega, Suecia y Letonia), donde podrĂ­a estar sustituyendo en parte a la anfetamina.