Ernesto Cardenal: "Queda por hacer la revolución mundial que será una y es inevitable"

Ernesto Cardenal (E. P)
Asegura que este galardón "no es muy merecido", y señala que su único mérito ha sido dedicar su poesía en favor de los oprimidos.   

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS)   

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, XXI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, defensor de los "oprimidos" y "los pobres", asegura que todavía queda hacer una gran revolución: "Será una revolución mundial, que será una, y es inevitable", ha advertido el autor.   

Cardenal, quien ha recibido de manos de la Reina, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, dotado con 42.100 euros, asegura que este galardón "no es muy merecido", y señala que su único mérito ha sido dedicar su poesía en favor de los oprimidos.   

Considerado por Luis Antonio de Villena, portavoz del jurado que concede este galardón como un poeta "comprometido" y "marxista", Calderón, ataviado con su boina negra, dio hoy en Madrid muestra de su compromiso y denunció la "explotación" de niños que suscriben las compañías de telefonía móvil en busca del coltán, un mineral con el que se fábrica los teléfonos.   

Para ello Cardenal leyó uno de sus poemas más recientes, 'El Celular', incluido en la obra antológica 'Hidrógeno Enamorado' que publica la Universidad de Salamanca con motivo de este galardón en colaboración con Patrimonio Nacional y en el que se recogen una selección de sus poemas desde los más tempranos hasta los más recientes.   

"Niños de siete a diez años extraen el coltán por 25 centavos al día", critica este poeta, para quien Dios y la ciencia son los principales motores de su poesía. "Mi unión con Dios es lo que me hace escribir y no escribir, también, cuando el silencio es mejor que la palabra", alega.

AMOR A LA CIENCIA Y A DIOS
Respecto a su amor por la ciencia, Cardenal señala que lleva "cientos de libros leídos" al respecto, y asegura que sus múltiples recovecos han inspirado sus mejores versos. "No sé de otro poeta que dedique sus versos al tema de la ciencia. Esto debería ser más común porque cada vez hay más maravillas en la creación", señala.   

"La ciencia nos acerca más a Dios, porque la religión, a veces divide a los pueblos", ha explicado este poeta, descrito por Noemi Domínguez, vicerrectora de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca como un autor cuyos versos sólo hablan del amor en todas sus facetas, desde la atracción que sentía por las "jovencitas" hasta su "amor cósmico". "Vive poseído por un amor global sin límites", ha añadido.   

Cardenal ( Nicaragua, 1925) es licenciado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.  Entre 1949 y 1950 se dedicó a viajar por Europa. En esta época se inició en otra de sus pasiones artísticas: la escultura.   

En 1952 fundó una pequeña editorial de poesía, El hilo azul. En 1954 participó en un movimiento armado que intentó asaltar el Palacio Presidencial y que fue conocido en Nicaragua como 'La Rebelión de Abril'.  

Es en 1957 cuando su vida da un giro total al decidir hacerse monje trapense e ingresar en el Monasterio de 'Our Lady of Gethsemani', en Kentucky, EE.UU. Ingresó más tarde en el Monasterio Benedictino de Cuernavaca, México, donde permaneció dos años. Su labor poética se materializó en esta época, dando cuenta de sus experiencias místicas, en Gethsemani Ky" y Vida en el amor. En 1961 continuó sus estudios de Teología en un seminario católico en la Ceja, Colombia. Desde allí publicó las obras Salmos y Oración por Marilyn Monroe.   

El premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana tiene como objetivo reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España.   

El jurado ha estado compuesto por: José Rodríguez-Spiteri Palazuelo, presidente del patrimonio nacional; Daniel Hernández Ruiperez, rector de la Universidad de Salamanca; José Manuel Blecua, director de la Real Academia Española; Adrián Vitier Rodríguez (nieto de Fina García Marrúz - XX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana); Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes y académico de la RAE; Gloria Pérez Salmerón; directora de la Biblioteca Nacional y Antonio Lobo Antunes, escritor portugués; Pilar Martín-Laborda y Bergasa, directora de imagen, promoción y desarrollo del patrimonio nacional.   

Asimismo, también han formado parte de este jurado José Manuel Mendes, director del instituto del libro portugués; Genoveva Iriarte, directora general del instituto Caro y Cuervo; Soledad Puértolas, escritora; Luís Antonio de Villena poeta y Jaime Siles, poeta; José Miguel Santiago Castelo; subdirector de abc y poeta; Luis Alberto de Cuenca, poeta; José Manuel Caballero Bonald, poeta; Javier Sanjose Lera, director departamento de lengua y literatura de la Universidad de Salamanca, Emilio de Miguel Martínez, profesor de la Universidad de Salamanca, y Esther Martínez Quinteiro, secretaria del premio.   

Entre los ganadores de este galardón anual se cuentan el chileno Gonzalo Rojas (1992) el madrileño José Hierro (1995) el asturiano Ángel González (1996) el uruguayo Mario Benedetti (1999) el catalán Pere Gimferrer (2000) O el argentino Juan Gelman (2005) el valenciano Francisco Brines (2010) o la cubana Fina García.