Erdogan: "Una mujer que rechaza la maternidad y las labores de la casa se arriesga a perder su libertad"

Erdogan, presidente de Turquía

El presidente de Turquía dice que la mujer que no quiere ser madre es "media persona". 

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó este domingo que cualquier mujer que rechace la maternidad argumentando que trabaja "niega su feminidad", según ha informado el diario local 'Hurriyet'. "Una mujer que se abstiene de la maternidad diciendo que trabaja niega su feminidad. Ése es mi pensamiento sincero. Una mujer que rechaza la maternidad y las labores de la casa se arriesga a perder su libertad", ha dicho.

 

"Tiene carencias y es media (persona), sin importar el éxito que tenga en el mundo empresarial", ha agregado, recalcando que "producir en otros campos de la vida no obstruye la maternidad".

 

Hace una semana, el mandatario turco defendió que las familias musulmanas no deberían recurrir a la planificación familiar o el control de natalidad, en un nuevo llamamiento a los musulmanes píos a tener más hijos. "Multiplicaremos nuestros descendientes. Hablan sobre planificación familiar, control de natalidad. Ninguna familia musulmana puede tener ese enfoque", sostuvo.

 

"Nadie puede interferir en la obra de Dios. La primera obligación aquí corresponde a las madres", remachó. Grupos feministas y políticos opositores han criticado a Erdogan, un musulmán devoto, por decir a las mujeres cuántos hijos tienen que tener y desestimar la idea occidental de igualdad de género. El presidente ya había equiparado en el pasado el control de natalidad con la traición.