EQUO Ávila solicita del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila que renuncie en su intención de abatir lobos

El partido recuerda a la Administración autonómica que el lobo es una especie protegida del sur del río Duero

Ante el reciente anuncio por parte del responsable de Espacios Naturales en Ávila, EQUO pide a la Junta de Castilla y León que renuncie a su intención de cazar lobos en Navalperal de Pinares ni en ninguna otra parte de la provincia y se replantee su modelo de gestión de esta especie, excluyendo su acoso sistemático y permitiendo una conservación de la biodiversidad compatible con una ganadería tradicional ejemplo de sostenibilidad.

 

El partido EQUO quiere recordar a la Administración Autonómica que el lobo es una especie estrictamente protegida al sur del Duero, tal y como se recoge en las diferentes leyes tanto comunitarias como estatales sobre fauna y que por tanto su deber es proteger y conservar, favoreciendo el asentamiento y la expansión de la especie y no acosarla y abatirla, lo que provoca la dispersión de los pequeños grupos que se encuentran en nuestro territorio y que finalmente terminan desapareciendo.

 

EQUO Ávila también quiere recordar a las organizaciones agrarias que han presionado al Servicio Territorial de Medio Ambiente para que adopte esta medida, que en la reciente sentencia del Tribunal Supremo que les ha dado la razón y que nuestro partido comparte en toda su extensión, el propio Tribunal Supremo indica el carácter especial de las poblaciones de lobo al sur del río Duero, entre las que se encuentran las asentadas en la provincia de Ávila, indicando la “prohibición de cualquier forma de captura o sacrificio deliberados”, recogiendo de este modo las indicaciones de la Directiva Hábitats sobre esta especie, así como lo indicado en la Ley estatal sobre especies autóctonas silvestres, que del mismo modo prohíbe “dar muerte, dañar, molestar o capturar en vivo” las especies protegidas.

 

En vista de esta situación, para el partido EQUO se hace necesario y urgente una nueva redacción por parte de la Junta de Castilla y León del actual Plan de Gestión del lobo, que recoja no sólo lo dictado en la mencionada sentencia, sino también los procedimientos necesarios para asegurar la correcta identificación de las especies responsables de cada uno de los ataques al ganado y su correspondiente repercusión económica, así como las estrategias adecuadas para garantizar la supervivencia de la especie en adecuada sintonía con la actividad ganadera.

 

EQUO apoya el papel de los agricultores y ganaderos que mantienen prácticas sostenibles como gestores y mantenedores de la biodiversidad del territorio y el paisaje.