Épica remontada blanca para quedarse a un paso de la 'Final Four'

Rudy Fernández en un lance del encuentro

A triple limpio, el último de Felipe Reyes, el equipo blanco levantó un partido que se le complicó muchísimo ante el combativo Efes. Chacho sentenció desde el tiro libre. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (18), Rivers (14), Rudy Fernández (15), Ayón (8) y Reyes (6) --cinco inicial--; Bourousis (-), Maciulis (-), Carroll (6), Nocioni (10), Rodríguez (11) y Slaughter (2).

 

ANADOLU EFES: Draper (5), Perperoglou (11), Heurtel (16), Bjelica (2) y Lasme (2) --cinco inicial--; Osman (12), Batuk (-), Janning (3), Krstic (23), Saric (11) y Balbay (-).

 

PARCIALES: 22-16, 15-29, 26-21 y 27-19.

 

ÁRBITROS: Rocha (POR), Zamojski (POL) y Boltauzer (ESL). Eliminaron a Draper por parte del Anadolu Efes.

 

PABELLÓN: Barclaycard Center, 10.329 espectadores.

El Real Madrid ha logrado este viernes el segundo punto en su eliminatoria de cuartos de la Euroliga ante el Anadolu Efes, después de vencer a los turcos (90-85) en el pabellón Barclaycard Center, quedándose a un único triunfo de acceder a la 'Final Four' y tras un partido donde ha destacado el madridista Sergio Llull con 18 puntos.

 

De nuevo en cancha propia, el conjunto madrileño arrancó más entonado su segunda cita de 'play-offs' contra el Efes. Quizá espoleado por el vídeo motivador repetido durante la presentación de los jugadores locales, los pupilos de Pablo Laso firmaron un parcial de 9-0 que volteaba los dos puntos inaugurales del visitante Milko Bjelica.

 

Apenas minuto y medio transcurrido, y los 'Laso Boys' ya obtenían una renta relativamente cómoda de administrar para el resto del primer cuarto. De cara a poner la réplica, su contrincante se encomendó en exceso al despliegue ofensivo de Bjelica, olvidando la intensidad necesaria en defensa para neutralizar a un K.C. Rivers que había sido el quebradero de cabeza del Efes en el primer duelo de la serie.

 

Al estadounidense se le vio algo más agarrotado que en el encuentro del pasado miércoles, pero no se notó demasiado debido al gran acierto de su compañero Rudy Fernández en los tiros lejanos. El escolta mallorquín certificó 11 de los 22 puntos con los que el Real Madrid llegaba a la conclusión del primer periodo (22-16), con una desventaja otomana que por momentos había superado la decena.

 

El segundo cuarto expuso de ambas plantillas una mayor irregularidad anotadora, intercambiando largos parciales y demostrando que los merengues estaban atascados en la producción de los pívots. La presencia de Felipe Reyes, Ioannis Bourousis y Gustavo Ayón era prácticamente testimonial, dentro de un equipo que seguía dejando la parcela de tantos en manos de Rudy.

 

Por su parte, el Efes encadenó un parcial de 0-9 de salida, haciendo patente su reacción y adelantándose en el marcador por 22-25 gracias al despertar en ataque de Dontaye Draper y de Dario Saric. Ambos auspiciaron los arreones del pívot Nenad Krstic, quien se erigió en pieza fundamental para que los turcos diesen un pequeño estirón (25-34) a 4:16 de alcanzar el descanso.

 

Pese a que el base madridista Llull tiraba del carro con su habitual efervescencia en los triples, el Real Madrid consumaba el primer tiempo cayendo por 37-45. A los de Laso les faltaba la chispa europea, ese factor diferencial que de costumbre consigue conectar el juego de su quinteto en pista con la grada del Barclaycard Center; y este viernes no había hueco para excusas, pues el pabellón madrileño rebosaba con más de 10.000 espectadores.

 

Con Rudy apagado, con Llull a rachas, con los pívots desaparecidos en combate y sin muchas más alternativas a corto plazo, el Efes se situaba bastante cómodo en el parqué. Thomas Heurtel y Cedi Osman unían sus fuerzas junto a los 'enchufados' Krstic y Saric, aupando al equipo otomano 17 puntos arriba (45-62) y con 3:34 por delante hasta el bocinazo de los 30 minutos.

 

Pintaba oscuro el futuro inmediato del Real Madrid, que sin embargo tiró de heroica cuando muy pocos lo esperaban. Entrelazó un imponente parcial de 15-1 y reengancharse de nuevo a la pelea por la victoria. Jaycee Carroll abrochó tal abrumadora racha con un triple que hizo estallar de júbilo a los aficionados merengues, casi extasiados con la posterior canasta de tres que Llull ejecutó a tablero para finiquitar el tercer periodo (63-66).

 

Al poco de iniciarse el cuarto decisivo, Rivers colmaba la remontada con otro triple (68-63). Los aires de héroe y villano volaban de un bando a otro, poniendo nerviosos a los técnicos de ambos conjuntos. El visitante Dusan Ivkovic alternaba estupor con esperanza, sobre todo por el corto 'apagón' local mediado el último periodo. Krstic volvió a amarrar las riendas del marcador y el Efes se puso 70-78 tras un triple de Heurtel.

 

A base de tiros libres, los blancos se plantaron en la recta final con opciones, cediendo por 75-80 a 2:36 del pitido final. Un fallido triple de Perperoglou bien pudo dar alas a los pupilos de Ivkovic, pero rebotó en el aro y, justo a continuación, fue el base local Sergio Rodríguez el que sí acertó con su canasta de tres. Por si fuera poco para el autoestima turco, Perperoglou marró otros dos intentos de tres puntos y Reyes anotó desde la línea de 6,75 metros para establecer el 83-82.

 

Los visitantes manejaron mal el epílogo del partido, acogotados por el vendaval español que selló la victoria (90-85) con más tiros libres del propio Sergio Rodríguez. Un triple a la desesperada de Matt Janning llegó a colocar el 86-85 con pocos segundos por disputarse, pero el equipo de Estambul pecó de insensato en el Barclaycard Center. Ahora, el Real Madrid tratará de poner en la capital de Turquía el cierre a una eliminatoria que tiene la llave a la ansiada 'Final Four'.