Enrique Castedo condenado a 9 años de prisión como "cómplice" en el asesinato de Piedralaves

Según la sentencia, no se considera probado que fue el autor del hecho, pero sí que viajó allí y que estuvo a 10 metros del vehículo donde la víctima recibió seis disparos, por lo que no impidió el hecho.

La Audiencia Provincial de Ávila ha condenado a Enrique Castedo a nueve años de prisión por un delito de cómplice de asesinato, tras el veredicto del jurado popular, que absolvió al acusado de inducir a cometer el hecho.

 

   La sentencia no lo considera autor del hecho, sino cómplice penal y civilmente responsable de un delito consumado de asesinato, y en concepto de responsabilidad civil deberá indemnizar a la familia con 340.000 euros.

 

Además, se le prohíbe residir o regresar a Piedralaves o a donde viva la familia del fallecido, Óscar Linares Roma, durante nueve años.


La acusación y la fiscalía habían pedido entre 12 y 15 años al final del juicio, celebrado entre el 18 y el 22 en la Audiencia Provincial de Ávila.

 

 

Según la sentencia, no se considera probado que fue el autor del hecho, pero sí que viajó allí y que estuvo a 10 metros del vehículo donde la víctima recibió seis disparos, por lo que no impidió el hecho.

 

 El autor material de los hechos "no fue identificado en la persona de Enrique Castado Morón, pues no se probó en el acto del juicio que llevara la pistola, que la cargara o la tuviera cargada, y, sobre todo que se acercara al vehículo del fallecido y que le dispara al conductor".

 

Por otra parte, el acusado de inducción, Pedro Luis García Jiménez, conocido como Pope, ha sido absuelto por "falta de pruebas suficientes" según el jurado popular, ya que "no consideró probado que indujera directamente al autor de los hechos a ejecutar el asesinato".