Enfermos del corazón del Valle del Tiétar promueven una demanda contra el Gobierno de España

La Asociación de Enfermos del Corazón del Valle del Tiétar, ASENCOVATI, ha remitido una carta a todas las asociaciones de enfermos de España en la que anuncian la iniciativa de promover una demanda contra el Gobierno de España y su Ministerio de Sanidad por los recortes practicados en Sanidad

Aseguran que el Gobierno Central, con estos recortes, vulnera y atenta contra el derecho a la salud "motivo y origen del derecho a la vida", recogido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y también en la Constitución Española.

 

A continuación reproducimos la misiva enviada:

 

"En el siglo pasado, nuestros padres han necesitado décadas de años para construir el Estado del Bienestar con el que garantizar una encomiable y prevaleciente calidad de vida para el disfrute y convivencia en armonía de las personas. El cúmulo de las bondades reconocidas tras la cruenta y vil lucha por las libertades y derechos sociales a la que tuvieron entonces que enfrentarse, son sin ninguna duda razonable, la más épica y gloriosa conquista jamás antes conseguida en pro de los derechos y libertades de los ciudadanos.

El holocausto de referencia más elocuente de su entrega y sacrificio, la ostentación que se erige en el sitio del Valle de los Caídos (Madrid), en donde reposan miles de españoles que lucharon hasta su último aliento de vida, por la libertad, la justicia y la igualdad.


Fruto de las continuas reivindicaciones de manos de nuestros antepasados, es el Estado del Bienestar, del que nosotros actualmente, privilegiadamente y de forma dadivosa, estamos disfrutando sin ningún coste ni sacrificio aportado a este honorable e insigne fin. Nos hallamos ahora en una encrucijada, en la que se está poniendo a prueba si este país y sus ciudadanos, todos nosotros, somos dignos merecedores o no de tan alto grado de satisfacción social heredada.

 

Ahora nos toca a nosotros decidir si el logro conseguido durante tantos y tantos años de lucha encarnizada, de sufrimientos y pérdida de familias enteras, hombres, mujeres, niños y ancianos que entregaron sus vidas en el frente socio-político de su época, fue digna del elevado coste de sacrificio al que voluntaria y libremente se enfrentaron con la nobleza que caracteriza a los hombres y mujeres justos. A nosotros, nos corresponde tomar la obligada senda de cumplir honor y continuar la obra inacabada que tan notable y noblemente nos dejaron asentada.

 

Ante el inminente y más que cierto desmantelamiento de nuestros derechos y libertades que se cierne sobre este país, nos toca enfrentarnos sin miedo y sin escatimar esfuerzos, a frenar el avance destructivo de nuestro Estado del Bienestar, basado fundamentalmente en el que se asienta el Derecho a la Vida, cuyo origen radica en el DERECHO A LA SALUD.


Se cierran nuestros hospitales públicos, consultorios, ambulatorios y los que quedan en pie son privatizados; se retira la tarjeta sanitaria a más de un millón de personas dejándolas fuera de la protección sanitaria del SNS; se dictan leyes que nos obligan a pagar nuestras medicinas con la vigencia del copago farmacéutico que nos empobrece, y aún más con el reciente y nuevo re-copago farmacéutico hospitalario que afecta directamente a los enfermos crónicos, colectivo más vulnerable e indefenso, miles, millones de personas estarán expuestos a correr la suerte de su condena a muerte, cuyo único motivo de culpa es estar enfermos; se excluyen medicamentos básicos de la protección del Sistema Nacional de Salud y se encarecen los mismos; se congelan las pensiones;… BASTA YA.


Hoy ha llegado nuestra hora de asumir con orgullo nuestro destino más noble y altivo, -como dijo Abrahám Lincoln “ como una nación concebida en la libertad y consagrada al principio de que todos los hombres son creados iguales “-, COMBATIR el autoritarismo del gobierno actual, basado en la injusticia y la desigualdad social, desarrollando actitudes xenófobas, aumentando la tasa de pobreza, eliminando las ayudas a la dependencia, a la protección de nuestros mayores, enfermos y aboliendo la política social que sustenta el conjunto de los derechos que sostiene el Estado del Bienestar, conquista de nuestros padres.

 

Hoy es hora de promover una demanda contra el gobierno de España y su Ministerio de “Sanidad”, por los recortes suicidas y leyes exterminadoras que nos conducen al desamparo y a la enfermedad, vulnerando el derecho más lógico, racional y humano del ser vivo: el DERECHO A LA SALUD y a preservarla, contaminando así a su homólogo: el DERECHO A LA VIDA, declarado derecho internacional y recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


En la esperanza de que nuestro encuentro con el designio del hombre en la vida, sea digno del empeño que comenzamos y tengamos la capacidad necesaria de entendimiento regenerador para el conjunto de la sociedad y el nuevo mundo que comienza, sea así mismo, el estandarte y piedra angular para otros países que sufren las mismas devastadoras leyes de las manos opresoras que limitan el DERECHO A LA VIDA".