Encuentran un 'talón de Aquiles' al virus de la gripe

Virus gripe

Los resultados, que se publican este jueves en la revista 'Immunity', allanan el camino hacia una terapia de urgencia contra el virus de la gripe y potencialmente otras infecciones víricas.

Un nuevo estudio revela que un fármaco que inhibe una molécula llamada prostaglandina E2 (PGE2) aumenta las tasas de supervivencia en los ratones infectados con una dosis letal del virus de la gripe H1N1. 

 

"Los fármacos que se dirigen específicamente a las vías de PGE2 ya se han desarrollado y probado en animales, por lo que nuestros resultados tienen un excelente potencial para la traducción clínica, no sólo para el tratamiento de la gripe, sino también de otras infecciones respiratorias virales similares que interaccionan con las vías inmunitarias del huésped", dice el autor principal del estudio, Maziar Divangahi, de la Universidad McGill, en Montreal, Quebec, Canadá.

 

Las epidemias de gripe causan hasta medio millón de muertes en el mundo cada año y las cepas emergentes continuamente amenazan con extenderse a los humanos y causar pandemias incluso mortales. A pesar de la utilización de la vacunación en todo el mundo y otras intervenciones antivirales, el virus de la gripe sigue siendo una amenaza persistente para la salud humana.

 

Para investigar las vías moleculares que podrían ser objeto de nuevas intervenciones, Divangahi y su equipo se interesaron por el ibuprofeno, que se utiliza comúnmente para tratar los síntomas de la gripe. Mediante la inhibición de una molécula llamada ciclooxigenasa (COX), el ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) disminuyen la producción de las prostaglandinas, moléculas inmunes que contribuyen al dolor y la fiebre.

 

Pero la inhibición de la COX ha producido efectos contradictorios sobre la respuesta inmune y las tasas de supervivencia en los animales infectados con el virus de la gripe, destacando la importancia de aclarar el papel de las prostaglandinas en la inmunidad antiviral.

 

 

En el nuevo estudio, Divangahi y su equipo encontraron que ratones genéticamente modificados para carecer de PGE2 mostraron mejores respuestas inmunes, niveles virales más bajos en los pulmones y mejores tasas de supervivencia después de la infección con una dosis letal del virus de la gripe H1N1 en comparación con los roedores infectados no modificados genéticamente.

 

De manera similar, los ratones tratados con un compuesto que inhibe PGE2 mostraron tasas de supervivencia de inmunidad y antivirales mejoradas después de la infección con una dosis letal del virus de la gripe en comparación con los animales no tratados.

 

"Creemos que los estudios anteriores produjeron resultados contradictorios debido a que la inhibición de COX afecta a todas las prostaglandinas, no sólo PGE2", señala Divangahi. "Nuestros hallazgos sugieren que las diferentes prostaglandinas tienen distintas funciones en la inmunidad antiviral y que la inhibición específica de PGE2 será mucho más eficaz que los AINE en la protección contra la infección de la gripe", concluye.