“En kilómetros, Ávila está más cerca de Madrid que muchas capitales, pero cada día más lejos”

Unidos Podemos de campaña en Piedrahíta

Milagros Hernández, candidata número dos al Congreso, recuerda a Pablo Casado que “las políticas del Partido Popular han aislado a la provincia” y recuerda que mientras otras capitales se benefician de la alta velocidad, “en Ávila tardamos más de hora y media en llegar a Madrid”.

Ávila “es la cuarta capital de provincia –sólo por detrás de Guadalajara, Segovia y Toledo- en cercanía con Madrid. Apenas son 115 kilómetros los que nos separan de la capital de España, y sin embargo se han convertido en uno de los mayores problemas en una provincia que ha quedado aislada por la escasa inversión en materia de comunicaciones en los últimos años por parte del Partido Popular”. Así responde Milagros Hernández, candidata número dos al Congreso de los Diputados por Unidos Podemos Ávila, ante las declaraciones de Pablo Casado en las que se felicitaba porque “el 85 por ciento de las provincias esté a más tiempo de distancia que Ávila”, cuestión que ponía sobre la mesa de cara a poder competir con las mismas en diversas materias, entre ellas el sector turismo.

 

“Geográficamente estamos muy cerca de Madrid, pero en la práctica estamos muy lejos” indica Milagros Hernández, que recuerda al Partido Popular que “no es cierto que Ávila está a una hora de Madrid, aunque es a lo que debería estar, incluso a menos”. Y lo recuerda en una semana en la que instituciones y plataformas han constituido la Mesa del Ferrocarril de Ávila, un grupo de trabajo en el que tratar de representar a todas las administraciones y plataformas ciudadanas para defender el ferrocarril, mejorar el trazado, los horarios y los tiempos de viajes. “Sobre la mesa, lograr un tiempo de viaje de 1 hora y 20 minutos”.

 

A este respecto Hernández apunta a Pablo Casado que “no es una cuestión de congratularse por la cercanía de Ávila a Madrid o de proclamar las oportunidades de Ávila de sacar partido a ello, sino de hacerlo. Porque la realidad de los últimos años en esta provincia es que los tiempos de viaje a Madrid se han incrementado por ferrocarril mientras provincias más alejadas que Ávila tardan el mismo o menos tiempos. Ésa es la realidad de que debe congratularse Pablo Casado, porque es la realidad que han dejado sus cuatro años de gobierno”.