En España se da la hora con relojes de alta gama

Las ventas de relojes acumulan un descenso del 25% en los últimos cinco años, cayendo un 2,7% en 2012, hasta 545 millones de euros, una cifra muy alejada de los 740 millones de euros contabilizados en 2007.

La previsión para 2013 apunta a una nueva caída del mercado, debido a la debilidad del consumo privado, y se estima que se podría situar en los 530 millones de euros, un 3% menos respecto al ejercicio anterior. Por su parte, en 2014 el valor del mercado alcanzaría una cifra similar a la de este año.


Por segmentos, las ventas de relojes de pulsera se situaron en 509 millones de euros, con un descenso del 2,5%, reuniendo el 93% del valor del mercado total, correspondiendo a los relojes de sobremesa y a otros relojes el 7% restante.

El único sector que experimentó un crecimiento durante el 2012 fueron los relojes de pulsera de alta gama que crecieron un 3,2%, mientras que el de gama media disminuyó un 7,7%, y el de gama baja decreció un 4,1%.

Respecto a la exportación de relojes, España registró un fuerte crecimiento (19,5%), hasta 282 millones de euros, mientras que las importaciones ascendieron un 4%, siendo Suiza y China los principales países de origen de las importaciones, representando el 52% y el 31% del valor, respectivamente.