En el último mes se han perdido 42 empresas transportistas de autónomos en Castilla y León

Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Castilla y León alerta sobre los efectos de la crisis sobre este colectivo.

Según los datos con los que cuenta la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Castilla y León (UPTA CyL), provenientes del Ministerio de Fomento, la crisis sigue produciendo efectos negativos en la evolución del número de transportistas autónomos en la Región. En el mes de julio de este año su número es de 9.445, un 58,57% sobre el total de empresas transportistas que es de 16.127, y su disminución con respecto al mes de junio es de 42 o un 0,44%.

 

En lo que va de año el descenso del número de empresas transportistas cuya titularidad corresponde a personas físicas o autónomos en Castilla y León es de 210 o un 2,18%. Si se compara en términos interanuales con respecto al mismo mes del año anterior la disminución es de 379 o un 3,86%.

 

Según Armando López, secretario general de UPTA CyL, “en los últimos años de crisis, tanto el abandono de actividad incentivado como el mero cierre de empresas transportistas, vienen produciendo una fuerte selección en el sector debido a la reducción de cargas y transportes de mercancías en especial, ya que la crisis produce menor movimiento económico y por lo tanto afecta muy directamente a la distribución de bienes”.

 

Los autónomos transportistas han visto disminuir su peso relativo en la Comunidad con respecto a todo el sector en un 0,37%, aunque siguen siendo todavía el colectivo mayoritario tanto en transporte ligero como pesado o de viajeros.