En el Día Universal del niño: 7 consejos para proteger a tu hijo en internet

Los niños y las nuevas tecnologías

Hoy es el Día Universal del Niño, un día dedicado por todos a proteger y defender los derechos de la infancia. Pero ¿sabemos cómo proteger al niño en Internet y las nuevas tecnologías? También es importante defender sus derechos y su inocencia en el mundo online.

Pornografía, acoso, robo de datos e identidad… muchas son las amenazas a las que se enfrentan los niños en la red. A través del ordenador, la tablet, juegos online o el móvil, los menores deben saber cómo reconocer y reaccionar ante estas situaciones.

 

1. EDUCACIÓN

 

Es el pilar fundamental para todos los aspectos de la formación de los menores, pero el dinámico crecimiento del mundo online lo hace si cabe más fundamental en este caso. Sin embargo, el escaso conocimiento de la red de muchos padres, provoca que esta educación sea en muchos casos deficiente. ¿Qué es Facebook? ¿Qué es Tuenti? ¿Debe mi hijo hablar por chat con personas desconocidas? Son preguntas que en muchas ocasiones se hacen los padres que no entienden ese nuevo tipo de entorno social 2. 0.

 

Los padres deben enseñar a sus hijos a cómo crear su personalidad en Internet, igual que les enseñan cómo comportarse en la vida real, manteniendo en ambos campos los mismo valores: no hablar con desconocidos, no mostrar una imagen de ti que después pueda ser utilizada en tu contra, no dar datos personales a personas que no conoces… Web educativas, maestros… son muchos los lugares a los que pueden recurrir los padres que se sienten perdidos en este mundo.

 

2. CONTROLAR LA CONEXIÓN

 

Hoy en día, las relaciones sociales online complementan las relaciones sociales offline. Los menores deben aprender a desconectar, a seguir disfrutando de una conversación o una experiencia real, alejados del mundo 2.0.

 

3. MOSTRAR LOS PELIGROS DE LA RED

 

En ocasiones la sobreprotección dificulta que los menores conozcan realmente las amenazas a las que se enfrentan. Casos reales de acoso, espionaje, suplantación de identidad, chantaje… provocará en el menor conciencia de la situación en la que se encuentra.

 

4. ¿CON QUIÉN HABLA MI HIJO?

 

Los padres intentan preservar la intimidad de sus hijos, pero lo cierto es que es necesario saber con quién habla y de qué habla. Al igual que en la vida real los menores saben desconfiar del desconocido que se le acerca con raras intenciones, deben aprender que ese tipo de personas existen y se duplican en la red.

 

5.¿QUÉ FOTOGRAFÍAS SUBEN A LA RED?

 

Es fácil controlar la ropa y el aspecto de los menores en la vida real, pero ¿sabemos qué imágenes suben de ellos a la red? Debemos recordarles el peligro de la sobre-exposición de nuestra imagen en Internet. Este aspecto es complicado porque en muchas ocasiones, ni si quiera los propios padres son conscientes de las consecuencias de subir determinada fotografía a una red social.

 

6. ¿POR DÓNDE NAVEGA MI HIJO?

 

Hay web con ciertos contenidos que un menor no tiene por qué ver. Como es imposible controlar en qué páginas navega cada vez que el niño se conecta a Internet, o a qué lugares puede llegar a través de banners y anuncios, es recomendable instalar un control parental. A través de este, el padre podrá decidir qué webs no son buenas para su hijo. 

 

7. USO DEL SENTIDO COMÚN

 

Como siempre, si enseñamos al menos a utilizar su sentido común también en su “yo 2.0”.