En el aniversario de la Constitución, el PSOE apuesta por reformas en profundidad para dar solución a cuestiones que preocupan a los ciudadanos

Los socialistas abulenses entienden que la crisis, el paro, las desigualdades y a corrupción necesitan respuestas contundentes porque están azotando nuestra democracia y la cohesión de la sociedad.

"Celebramos el 36 aniversario de nuestra Constitución, en un momento en el que la ciudadanía española está mostrando su plena madurez democrática asumiendo un papel activo, reivindicativo y participativo en la defensa de los valores de la Constitución y reclamando una más clara y contundente respuesta de la política y de las instituciones a los retos que debe afrontar nuestra democracia".

 

Los socialistas de Ávila entienden que “el momento actual requiere un diálogo sosegado y el mayor consenso posible en los principales asuntos, para salir, todos juntos, de la actual situación de crisis. El PSOE es consciente de su reto de recuperar la confianza de la mayor parte de la ciudadanía, en un momento social y político nada fácil, que requiere reformas en profundidad para poder dar respuesta a las cuestiones que están azotando a nuestra democracia y a la cohesión de nuestra sociedad”.

 

2015 es un año clave para nuestra Democracia. “El próximo 24 de mayo, cada una de nosotras y nosotros estamos invitados a participar directamente, ejerciendo nuestro derecho al voto, en un posible cambio de las fuerzas políticas, tanto en la mayoría de las Comunidades Autónomas como en los Ayuntamientos. Es el momento de hacer propuestas que den una respuesta directa y responsable a sus problemas e inquietudes”. Ni el retroceso, ni el inmovilismo, ni la ruptura son la solución que España necesita. La solución, una vez más, es la reforma.

 

“Por ello, el PSOE va a hacer un planteamiento sereno y realista ante esta doble
convocatoria electoral y va a proponer una evolución natural de nuestra Constitución de 1978, actualizando el diseño territorial del Estado, tanto en el ámbito autonómico como el local. Queremos dar a nuestra Carta Magna un contenido federal con la idea de reforzar nuestra identidad, compatibilizándolo con el respeto profundo a la pluralidad de los pueblos que integran España y contribuyendo, así, a fortalecer la Unión Europea ante un mundo global, diverso e interdependiente”.

 

“Los socialistas entendemos que este nuevo pacto puede tener una base sólida con el reconocimiento de unos principios esenciales: la igualdad de los derechos básicos de toda la ciudadanía, cualquiera que sea su lugar de residencia; el respeto de las identidades diferenciadas dentro de España, en un proyecto colectivo común; la recuperación del respeto y de la lealtad institucionales; la potenciación de la cooperación efectiva entre el Gobierno de España y los Gobiernos Autonómicos, y de éstos entre sí”.

 

De esta forma, “conseguiremos potenciar la solidaridad necesaria para seguir reduciendo las desigualdades territoriales, y una mayor eficacia y racionalización de la gestión de los recursos públicos, lo que permitirá preservar nuestro Estado del Bienestar y facilitar, y también mejorar, la existencia y la calidad de vida de nuestros ciudadanos y ciudadanas, blindando el mantenimiento de los servicios públicos esenciales, ya sea la Educación, la Sanidad, el sistema general de dependencia o las pensiones”.