En defensa de las plantas de biomasa del Tiétar

El diputado socialista critica que las decisiones en materia energética del Gobierno han supuesto la paralización de proyectos importantes en la provincia, como las plantas de biomasa en municipios del Valle del Tiétar

El diputado socialista, Pedro José Muñoz, considera que la Junta de Castilla y León no puede quedarse de brazos cruzados y ha de ser exigente con el Gobierno de Mariano Rajoy, para que la economía de la región y la de Ávila, no se vean mermadas como consecuencia de decisiones como la que suprime las primas a las energías renovables.

 

“La Junta de Castilla y León debería plantearse recurrir al Tribunal Constitucional el Real Decreto-ley 2/2013, de 1 de febrero, de medidas urgentes en el sistema eléctrico y en el sector financiero, por el recorte de las primas a las plantas de energías renovables en funcionamiento. A nuestro juicio, el real decreto vulnera el principio de confianza legítima porque introduce un cambio radical contrario a las previsiones de ingresos de estas compañías".

 

Asimismo, Pedro Muñoz ha criticado la reforma eléctrica que aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes, aunque pueda venderse como necesaria, en su opinión, para atajar el déficit tarifario de 28.000 millones de euros. “No se ha contado con la opinión de las comunidades autónomas, como la nuestra, que tiene unos intereses muy concretos en el sector de las energías renovables. Igualmente, hay que defender un régimen especial para la biomasa, por su potencial, como alternativa para el empleo y porque es la energía renovable que menos prima lleva”.

 

“Los recortes y la decisión del Gobierno de no primar a las energías renovables, está teniendo unas consecuencias nefastas para nuestra provincia. Es el caso de las plantas de biomasa de Mombeltrán y Santa María del Tiétar, que no van  a materializarse puesto que quien no tenga preasignados unos derechos no percibirá una prima por la energía que produce”.

 

“La inversión prevista de 25 millones de euros, que crearía más de 200 empleos directos y otros 250 durante su construcción, se ha esfumado y con ella, las ilusiones de muchos abulenses que habían depositado sus esperanzas de encontrar trabajo en estas dos industrias”, ha señalado el diputado socialista.

 

Según Pedro Muñoz, “como la reforma tiene mucho que desarrollar, hay que estar atentos porque todavía queda tiempo de partido. Además de ese desarrollo pendiente, el grueso de la reforma se producirá con la modificación de la ley de 1997, cuyo proyecto entrará hoy en el Congreso”.