En Ávila, "Sí importa el 9N"

Bajo el lema ´Sí me importa el 9-N´, la Plataforma Libres e Iguales, concentraba esta mañana en la plaza de Santa Teresa a abulenes y autoridades de la capital para apoyar el manifiesto leído por el profesor Francisco Ruiz de Pablos, cuya finalidad ha sido la defensa de los principios democráticos y de la convivencia democrática ante la convocatoria soberanista prevista para mañana 9 de noviembre.

El profesor Francisco Ruiz de Pablos ha estado arropado en la lectura de este manifiesto en contra de la consultra soberanista catalana por el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, el teniente de alcalde José Francisco Hernández, el coordinador municpal de UPyD Manuel Vicente, representantes de VOX  Ávila, y abulenses que han querido sumarse esta mañana a la conovatoria de la Plataforma Libres e Iguales para mostrar su rechazo a la iniciativa de la Generalitat Catalana, a la que consideran una "agresión a la democracia".

 

El manifiesto, que ha sido leído a la misma hora en varias ciudades de la geografía española, rezaba los siguiente:

 

"Todos nosotros tenemos la suerte de vivir en un Estado de Derecho. En España. Compartimos una Constitución que ampara nuestros derechos y fija nuestros deberes. Dentro de sus límites, podemos disseñar nuestro perfil político: compartirlo con otros muchos o elegir ser distintos a todos los demás. Nuestra ciudadanía no está condicionada por el lugar donde hemos nacido o vivivimos, ni por nuestro ofrigen famimilar, ni por nuestros gustos culturales o ideológicos. Somos ciudadanos, esd decir gobernantes del territorio plural que gestiona nuestro Estado.

 

Mañana, en una de las regiones españolas, tan nuestr como el resto, se va a proceder a un acto simulado de democracia con la intención de privarnos de una parte de nuestra soberanía ciudadana y de mtilar nuestros derechos políticos.ç

 

Queremos denunciar alto y claro este atropello. Queremos seguir  compartiendo con todos los ciudadanos españoles nuestra soberanía. Queremos defender este país unido ante los que pretenden su mutilación sectaria. No reconocemos la legitimidad alguna a los intentos de fragmentar nuestra ciudadanía apelando a supuestos derechos preconstitucionales.

 

Y, por tanto, exigimos del Gobierno del Estado Español que defienda con firmeza nuestra ciudadanía común".