Empujan, vejan e insultan a jugadoras de rugby al grito de "feminazis, idos a limpiar"

Rugby

Cuatro jóvenes, pertenecientes al equipo de ruby masculino de la Escuela de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) empujaron e insultaron a varias jugadoras también de mismo deporte de la Facultad de Biológicas de la Universidad Complutense (UCM).

Según han denunciado las afectadas en un comunicado hecho público en las redes sociales, los hechos tuvieron lugar anteayer sobre las 23 horas en el césped del campo de rugby de Cantarranas, en la Ciudad Universitaria de Madrid.

"Nos lo estábamos pasando genial, riéndonos un montón, estaba siendo muy divertido", ha explicado una de las agredidas. Las siete jóvenes estaban sentadas en el césped, frente a Cantarranas, después de jugar un partido contra el equipo de Ciencias de la Información.

Empezaba a anochecer y la gente comenzó a marchar. Un chico se acercó a hablar con ellas, "muy serio", pero "llevaba los pantalones desabrochados y se sacó un testículo". Sus amigos lo observaban a unos veinte metros, bajo el soportal de la facultad, pero "pasó desapercibido".

Según han seguido detallando las jugadoras, cerca de medianoche sólo quedaba allí el equipo de Biológicas y un grupo de chicos, alrededor de diez. "Tres de ellos se acercaron. Uno trató de ligar con una compañera y otro, aproximándose por la espalda, empujó a dos de las mujeres que charlaban entre ellas. Les dijimos que no volvieran a hacer eso y que se marcharan", han contado.

A continuación, los agresores cogieron impulso, corrieron y se abalanzaron sobre ellas. Les trataron de echar como pudieron, "con empujones, manotazos y pisotones".

Pero los hechos fueron a más cuando uno de ellos, moreno, con barba y ropa informal, perdió los nervios y afirmó: "Yo no pego a mujeres, que venga tu amigo el gordito a defenderte. Qué pena que hoy no me haya traído la navaja".

En ese momento, una de las acosadas se encaró con él y le pidió que desaparecieran de allí. "¿Te ha pegado alguna vez un hombre? Porque parece que no has aprendido", dijo otro de ellos.

Poco después, les lanzaron un petardo y el amigo que acompañaba a las estudiantes recibió una patada en la nuca. Al grito de "me meo en vuestra ideología feminanzi, idos a limpiar" desaparecieron los agresores, han relatado.

"Si algo caracteriza al rugby es que todos los que lo jugamos nos sentimos orgullosos de lo valores que representa, siendo el más importante de ellos el respeto. Estos violentos y machistas no merecen ser llamados rugbiers, y queremos que todo el mundo lo sepa", han indicado hoy el equipo de aficionados de rugby de Biológicas de la Complutense en su perfil de Facebook.