Empleados y residentes de Asidema exigen a los propietarios del centro "que den la cara"

Denuncian que los problemas personales entre los dos propietarios del centro residencial lastran gravemente el funcionamiento del centro. Se adeudan dos nóminas, se abren expedientes "por cualquier motivo" y no se repone el material gastado o defectuoso. 

En torno a 70 personas se han manifestado en la tarde de este viernes frente a las puertas de la residencia Asidema, convocados por el sindicato UGT, para exigir a los dos propietarios del centro que dejen sus diferencias a un lado para cumplir sus compromisos de gestión.

 

Trabajadores, residentes y familiares, portando pancartas con diferentes mensajes, han coreado consignas como "abuelos y empleados merecen ser bien tratados" ó "donde está el dinero que pagan los abuelos", solicitando a los propietarios, Carlos García Cruces y José Luis Collado, "que den la cara" ante la situación que vive el negocio.

 

Según ha explicado una de las trabajadoras, María Josefa Berciano, en estos momentos se les adeudan dos meses de salario a los trabajadores, a quienes además se les abren expedientes sancionadores "por cualquier motivo", existe falta de personal y una gran reticencia para reponer el material defectuoso o gastado, por lo que "el ambiente está muy crispado".

 

Al parecer, las diferencias personales existentes entre ambos socios afectan direcamente al trabajo en la residencia, "aunque hemos conseguido que no se haya mermado la atención a los residentes", por lo que Berciano les ha pedido "que dejen de echarse la culpa mutuamente y tomen medidas para solucionar esta situación sin afectar al trabajo de los empleados ni a los residentes".

 

Por su parte el secretario de la Federación de Servicios Públicos de UGT, José Carlos Pajares, ha informado de que ya existe una sentencia que anula uno de los expedientes sancionadores emitidos a los trabajadores, y que en la resolución la jueza advierte de que "si la situación continúa así, dará parte al Ministerio Fiscal".

 

La residencia Asidema, situada en la Calle El Tostado de la capital abulense, tiene en estos momentos ocupadas 84 de sus 97 plazas y tiene una plantilla de 44 trabajadores.