Elisa Mouliaá: "me gustaría protagonizar a una mujer marginada e incomprendida"

Elisa Mouliaá en la serie Águila Roja.

Tribuna de Ávila ha charlado con la actriz Elisa Mouliaá (Madrid,1989), que el próximo 9 de mayo estará en Ávila para recibir el galardón de 'La Alcazaba'. 

Sus inicios en el teatro se remontan a 1997, cuando ingresó con ocho años, por influencia paterna, en una compañía donde debutó con obras como 'La Rosa tatuada' de Tenesse Williams o 'La vida en un hilo', de Edgar Neville. Se formó durante cinco años en el Estudio Internacional Juan Carlos Corazza, pero fue en el 2010, a raíz de la exitosa serie Águia Roja y su personaje de Irene, cuando Elisa Mouliaá se hizo conocida para el público. 

 

¿Qué supone ser premiado con este galardón de La Alcazaba?
Para mí es un regalo que me estimula para seguir aprendiendo y trabajando, para no rendirme nunca y seguir poniéndome al servicio de las historias.

 

¿Se lo esperaba?
La verdad es que ha sido una sorpresa y estoy muy agradecida.

 

¿Cómo surgió su deseo por la actuación?
Empecé con ocho años en una compañía de teatro con mi padre y desde entonces mi admiración hacia la profesión y hacia mis compañeros no ha parado de crecer.

 

¿Le apoyó su familia?

Siempre he sentido su confianza y su apoyo, han estado ahí en las buenas y en las malas, y siempre me han dado fuerzas para no tirar la toalla.

 

¿Qué papel y qué película, serie u obra de teatro considera que le catapulto a la fama?

He sentido el cariño de la gente todos estos años en Águila Roja, y ahora con Manuela en Buscando el Norte he recibido gran apoyo artístico. Sin embargo, un gran empujón mediático fue presentar los premios de la liga.

 

¿Qué características debe tener un buen actor o actriz?
 Creo que un actor debe estar sensibilizado con el mundo que le rodea y tener una enorme curiosidad y empatía por él. También debemos ser generosos a la hora de abrir nuestro instrumento, transmitiendo verdad momento a momento.

 

¿Cree que su trabajo es difícil?

Es un trabajo que requiere una enorme entrega y sacrificio. Lo dificil es aprender a disfrutar en la cuerda floja. Debemos entregarnos en cada proyecto, porque nunca sabemos qué pasará mañana. En esta profesión si no aprendes a disfrutar de las pequeñas cosas, te hundes.

 

¿Qué papel le gustaría protagonizar? 

Me encantaría protagonizar cine social, mujeres marginadas o incomprendidas, mujeres luchadoras que se superan a sí mismas.

 

¿Tiene algún actor o actriz favorito?
Adoro a Kate Winslet y la precisión con la que trabaja cada personaje, en la que parece completamente diferente en cada uno.

 

Por último, ¿tiene algún proyecto en mente para el futuro? 
Tengo un serie para la 1 y estreno en el Maria Guerrero «El cielo que me tienes prometido» de Ana Diosdado en septiembre.