Elena Salgado ve un impacto "marginal" de las tensiones del mercado en la economía española

La CE ha dicho que la UE está ayudando a España a hacer frente a la crisis de deuda pero ha resaltado que "lo más importante es que España se ayude a sí misma"
La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que las tensiones en los mercados de deuda, que han disparado la prima de riesgo de España por encima de los 500 puntos básicos, están teniendo un impacto "marginal" sobre la capacidad de financiación de la economía española, y ha reiterado que no existen problemas de financiación para el país.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Salgado, que ha pedido "valorar el impacto de las tensiones en su justa medida", ha asegurado que más de la mitad del repunte del riesgo país se debe a la baja de los tipos de interés del bono a 10 años alemán por su papel de valor refugio. Por tanto, "no hay preocupación sobre nuestra capadidad de financiación en los mercados", ha subrayado.

Así pues, ha reiterado, que este rebrote de las dudas sobre la solvencia española "no se justifica" por los fundamentales de la economía española, que, según ha dicho, "está cambiando", por el efecto visible de las reformas estructurales emprendidas.

Dicho esto, ha demandado "más Europa" para salir de la crisis, con una implementación rápida del fondo de rescate, y ha pedido al BCE que siga comprando deuda soberana hasta que remitan las tensiones.

"España debe ayudarse a sí misma"
La Comisión Europea ha dicho que la UE está ayudando a España a hacer frente a la crisis de deuda pero ha resaltado que "lo más importante es que España se ayude a sí misma". "La UE está ayudando a España, todas las instituciones europeas han estado ayudando activamente a España. Pero lo más importante sigue siendo que España se ayude a sí misma", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, que ha recordado que el próximo domingo se celebran las elecciones.

El Ejecutivo comunitario responde así a la petición realizada este jueves por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la UE para que actúe de forma más contundente en el combate contra la crisis de deuda.

"La respuesta a la crisis no es algo que debe venir sólo de las instituciones europeas. Los países deben ayudarse a sí mismos", ha insistido Altafaj. "Esto es válido para cualquier país de la eurozona y especialmente a los que se encuentran sometidos a mayor presión y tienen menos margen de maniobra fiscal", ha agregado.

Al ser preguntado por el papel del Banco Central Europeo (BCE), el portavoz ha señalado que la institución dirigida por Mario Draghi juega un "papel clave" en el combate contra la crisis, "especialmente en los países sometidos a la presión de los mercados" y ha recordado que la Comisión respeta la independencia del BCE.