¿Elecciones primarías?, no gracias

Félix de la Fuente Pascual, Secretario de acción política de Cilus

“No han sido necesarias las primarias en el PSOE”. Este el titular de los periódicos y de los telediarios de hoy (21.06.2015)


Otro titular, que no aparecerá en los medios de comunicación, sería: “NO HAN SIDO POSIBLES LAS PRIMARIAS  EN EL PSOE”.   


Pero la verdadera realidad  y el auténtico titular debería ser éste: “NO HA HABIDO PRIMARIAS EN EL PSOE”.


Y no es mi intención hacer una crítica a  un partido concreto, en este caso al PSOE, porque mi partido –CILUS- no es una partido anti-un partido, sino un partido “antipartidos”.   No es que piense que con las elecciones primarias dentro  de los partidos políticos está ya asegurada nuestra democracia,  pero hacer inviables las primarias a base de acaparar votos, gracias al aparato del partido, para que no pueda presentarse ni siquiera un segundo candidato, o preparar unas primarias que están ya cantadas semanas antes de celebrarse, es de un fariseísmo enorme y es pretender tratarnos a los ciudadanos de idiotas.


Pero éste no es el único ni el más grave de los actos de camuflaje con el que los partidos políticos intentan ocultarnos la realidad y desviar nuestra atención. Todos los partidos políticos nos están hablando de la corrupción en España y de las medidas para erradicarla. Me parece bien, y CILUS está de acuerdo con esto. Pero ninguno de ellos dice que la mayoría de los casos de corrupción se debe a que los partidos políticos han colocado a sus fieles seguidores en todas las instituciones y organismos de la vida española (vulgarmente dicho, han puesto la zorra a guardar gallinas), a que nadie se atreve a denunciar la corrupción, aunque la vea, porque se está jugando el puesto de trabajo y el futuro de su familia. Sí, por culpa de los partidos políticos, no tenemos un funcionariado independiente, que sería la principal arma contra la corrupción, ni una crítica sincera a los propios partidos políticos  El  mal más grave de España no es la corrupción, como nos quieren dar a entender todos los partidos políticos: otra forma de camuflar la realidad. La raíz de todos los males de España son los mismos partidos políticos actuales, es la partitocracia actual. Los aparatos de los partidos están impidiendo  la democracia interna de los partidos y están dando palos al agua en la lucha contra la corrupción.


Basta ya de camuflaje. No se trata sólo de regenerar la vida política española. Ante todo, de lo que se trata es de regenerar los partidos políticos y sus aparatos.

 

Félix de la Fuente Pascual,
Secretario de acción política de Cilus