El Zaragoza obra el milagro a cabezazos en Montilivi

El Real Zaragoza obra el milagro a cabezazos en Montilivi

El Girona encajó tres goles a balón parado en 45 minutos.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

GIRONA FC: Becerra; Aday, Íñiguez, Richy (Carles Mas, min.62), Lejeune; Juncà (Sebas Coris, min.45), Pere Pons, Àlex Granell, Jandro; Felipe Sanchón (Fran Sandaza, min.57) y Mata.

REAL ZARAGOZA: Bono; Fernández (Javi Álamo, min.84), Mario (Rubén, min.82), Cabrera, Vallejo; Rico, Dorca, Ruiz de Galarreta (Basha, min.75), Pedro; Eldin y Willian José.

GOLES:

0 - 1, min.18, Willian José.

0 - 2, min.34, Willian José.

0 - 3, min.44, Leandro Cabrera.

0 - 4, min.67, Fernández.

1 - 4, min.73, Aday.

ÁRBITRO: Arcediano Monescillo (C.Castellano-Manchego). Amonestó con tarjeta amarilla a Juncà (min.33), a Carles Mas (min.64) y a Aday (min.73) en el Girona; y a Willian José (min.25), a Leandro Cabrera (min.45) y a Bono (min.82) en el Real Zaragoza.

ESTADIO: Montilivi.

El Real Zaragoza ha realizado la machada este domingo al apear al Girona FC del camino a la Primera División tras vencer con contundencia (1-4) en la vuelta de las semifinales de los 'play-offs' de la Liga Adelante, por lo que medirá sus fuerzas contra la UD Las Palmas a doble partido por una plaza en 'La Liga de las Estrellas'.

La apuesta del técnico Pablo Machín reservando hasta a tres titulares -- Cifu, Eloi Amagat y Fran Sandaza -- pensando en una posible final contra Las Palmas dio alas al conjunto maño, que obró el milagro remontando una renta adversa de tres goles en apenas 45 minutos de partido y cuajó una superlativa actuación para mantener el sueño de toda una ciudad que aspira regresar a Primera dos años después.

Los blanquillos, en una línea muy irregular a lo largo de toda la temporada, resurgieron de sus propias cenizas para gritar a todo Montilivi que no se rendía. En un arranque pletórico, disfrutaron de dos ocasiones con las que hizo temblar los cimientos de la portería defendida por el guardameta Isaac Becerra. A la tercera llegó la vencida y, tras manos de Mata dentro del área, Willian José encorajinó a su equipo hacia la remontada transformando la pena máxima con la que recortaba diferencias.

No dosificaron los esfuerzos y arrinconaron a un Girona confiado, muy tocado en el aspecto psicológico tras vivir inmerso en una montaña rusa de emociones pasando de ser equipo de Primera División a vivir un final de infarto que lo obligaba a jugar los 'play-offs' en apenas siete días. Pudo cerrar la eliminatoria con un gol de Jandro pero no subió al luminoso al encontrarse en posición antirreglamentaria.

El Zaragoza, apelando al orgullo, maniató al Girona con balones aéreos y se metió de lleno en el partido con dos jugadas calcadas. Willian José hizo el segundo rematando sin oposición una falta lateral y Leandro Cabrera, a un minuto del descanso, se aprovechó de la debilidad defensiva gerundense mandando el balón al fondo de las redes con un impecable testarazo.

Así las cosas, al equipo de Ranko Popovic le bastaron tres balones parados en 45 minutos de partido para tomar el túnel de vestuarios con la misión cumplida de igualar la eliminatoria y recuperando la efectividad al materializar tres tantos en solo cinco disparos a portería.

FERNÁNDEZ RESQUEBRAJA AL GIRONA

Heridos en lo moral y en lo mental, Pablo Machín movió ficha para insuflar ánimos a sus jugadores retirando del terreno de juego a Juncà, con tarjeta amarilla, para dar entrada a Sebas Coris. Al Girona, en su condición de tercero en la clasificación, le valía el resultado en caso de prórroga para pasar a la última ronda de los 'play-offs' e intentaron mantener la calma suficiente para no engordar la tragedia.

No bajó los brazos el Real Zaragoza y se fue arriba con mucha cabeza. Fernández dio la vuelta a la tortilla al embocar a gol en el segundo palo un centro raso de Rico desde la izquierda, tras llevarse el balón en una jugada fortuita.

El 0-4, que anulaba la posibilidad de llevar el partido a una prórroga, obligaba a los albirrojos a marcar dos goles para no despedirse del sueño de ascender a Primera por primera vez en su historia. Machín agotó los cartuchos y dio entrada a Fran Sandaza, autor de 16 dianas a lo largo de la competición doméstica. Mejoraron en ataque y llegaron con más frecuencia al marco defendido por Bono. En uno de los muchos intentos, Aday se filtró entre la defensa para batir al portero rival e inaugurar el casillero con un gol que levantó a Montilivi.

En los pies de Pere Pons estuvo el billete que el Girona no picó para subirse al tren que llevaba a la Primera División al desaprovechar un pase de la muerte en el área pequeña. Ni los siete minutos de descuento evitaron el descalabro del Girona, que se pegó un tiro en el pie en un trágico mes de junio y competirá por octava temporada consecutiva en la Liga Adelante.