El Zamora CF no da el paso de dejar su estadio pero confirma que es inasumible para sus finanzas

La asamblea de socios no se pronuncia, como quería la directiva, sobre marcharse o no del Ruta de la Plata. Jugar en el estadio cuesta casi 100.000 euros al año, imposible de asumir para el presupuesto actual, de 400.000 euros. Sube la deuda del club.

La esperada asamblea del Zamora CF no aclaró nada, al menos, no sobre los dos puntos clave de la convocatoria: el estado económico del club y su posible marcha del Ruta de la Plata. Así que el centenar aproximado de socios que se acercaron, junto a los medios de comunicación, se fueron como llegaron: con más dudas que certezas, algo habitual en la trayectoria reciente del club.

 

El tema más candente fue la consulta que la directiva hizo a los socios sobre la continuidad en el Ruta de la Plata. El club no se puede permitir seguir en el campo que en 2002 Zamora le 'regaló' a su equipo de fútbol. A día de hoy, cuesta unos 100.000 euros mantenerlo entre material y personal (y al Ayuntamiento le cuesta otros 200.000 euros), una cantidad inasumible para la dimensión actual de las finanzas del Zamora CF.

 

Sin embargo, y aunque la directiva lo pretendía, no era fácil que los socios dieran este lunes el paso de marcharse, y no se produjo la decisión. Se barajaron pros y contras: se ahorraría dinero, pero habría que despedir a la mayoría de empleados del club, que van en el 'pack' del coste del estadio. También se habló de alternativas como pedir el uso del estadio y sus campos anexos para entrenamientos y partidos, pagando las tasas municipales como otros clubes. El debate quedó finalmente en casi nada: no hubo decisión, pero cada vez está más claro que el club no puede permitirse esta siuación.

 

La asamblea de socios también ha deparado datos sobre el estado de las cuentas del Zamora CF. La directiva ha reconocido que la deuda actual ha crecido en el último ejercicio, el primero completo en Tercera División. Al final de la temporada pasada, la deuda del club ascendía a 341.289 euros, 33.000 más que en la última en Segunda B. Además, el presupuesto para esta temporada es de 434.826 euros. El problema es que, siendo similar al del curso pasado, habrá que esperar a la ejecución definitiva que la temporada pasada se fue por encima de los 600.000 euros.