El vino español entre los más demandados a nivel mundial

Las exportaciones españolas de vino aumentaron un 20% hasta mayo, hasta los 882,4 millones de litros.

En total son casi 150 millones de litros más, de los que 123 millones de litros provienen de vinos a granel, 11 millones de vinos envasados y una cantidad similar procede de cavas y vermús españoles.

 

En concreto, en los cinco primeros meses del año, las exportaciones españolas de vino aumentaron en más de 150 millones de litros, aunque perdieron algo de valor por un mayor crecimiento de los vinos más económicos.

 

Un fuerte crecimiento de las salidas de vino español que se deriva de la fuerte cosecha del pasado año, cuando se superaron los 53 millones de hectolitros y España pasó a retar a Italia como primer productor mundial de vino.

  

En términos de valor, este crecimiento de los vinos con DOP, unido al de los cavas, no impide que el total de las exportaciones españolas de vino descienda un 1,9%, hasta los 998,2 millones de euros.

 

Por su parte, los vinos de aguja españoles siguen en alza en los mercados mundiales y crecen un 29%, hasta superar los 9 millones de euros, mientras que caen los ingresos derivados de los vinos de licor. El vino a granel factura casi 29 millones de euros menos pese a aumentar mucho sus ventas en litros.

 

En función de los mercados, en los primeros meses del año crecen de forma especial las ventas de vinos españoles a Portugal (70% más que en el mismo período del 2013), Francia (35%) y Finlandia (41%), mientras se triplican las exportaciones a Rusia (214%) y caen las exportaciones a Italia, Estados Unidos, China y Dinamarca en volumen.

 

En euros, son las ventas a Reino Unido, Bélgica, Países Bajos y Portugal las que más crecen, destacando nuevamente el aumento de un 45% en las exportaciones españolas de vino a Rusia.