El Vergel, en San Pedro del Arroyo, declarado BIC con categoría de zona arqueológica la villa romana

 El Vergel, en San Pedro del Arroyo. Foto: Diputación de Ávila

La villa romana de El Vergel, situada en San Pedro del Arroyo, en Ávila, tiene sus raíces en una explotación agraria del siglo I d. C. en el que se explotaban recursos agrícolas, ganaderos y forestales.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de zona arqueológica, a la villa romana de El Vergel, situada en San Pedro del Arroyo (Ávila), la cual constituye un reflejo de las diferentes ocupaciones humanas desde el siglo I d. C. hasta la actualidad.

 

Este tipo de complejo agropecuario, en el que nace la villa de El Vergel, evolucionó a lo largo del Imperio romano transformándose en villas señoriales en manos de élites sociales que construían grandes palacios campestres, como es el caso del conjunto arqueológico de El Vergel, construido en una villa palaciega entre los siglos III y IV d. C.

 

La gran construcción de esta villa romana, formada por una parte rústica y una parte señorial, está siendo objeto de una intervención arqueológica exhaustiva desde el año 2006 hasta la actualidad, en una superficie de 3.000 metros cuadrados. A diferencia de otras villas romanas, El Vergel presenta una disposición de las estructuras con habitaciones internas en lugar de espacios diáfanos.

 

A lo largo de los siglos, las dependencias de la villa romana de El Vergel fueron reutilizadas por los distintos asentamientos humanos. De esta manera, la parte señorial siguió ocupada en el siglo V, ya en la época hispanovisigoda, con la incorporación de nuevas dependencias y la transformación en el uso de las que ya existían.

 

En esta época se construyeron dos estructuras nuevas de culto en torno a las que se extendía una gran necrópolis. Estas estructuras, junto con espacios intermedios de las antiguas habitaciones de la villa, debieron albergar un único centro religioso, de rito cristiano para las élites de la zona.

 

Este hecho tiene un gran significado para entender la reutilización de estos espacios señoriales, el asentamiento y evolución del cristianismo entre la población de la zona y la reconversión socioeconómica de las comunidades en el siglo V.

 

Al complejo funerario de época hispanovisigoda se superpuso una ocupación medieval atestiguada por la presencia de enterramientos antropomorfos asociados a una pequeña ermita, ya desaparecida, y levantada junto a uno de los templos del siglo V. La reocupación del espacio para uso religioso y funerario se extiende hasta la actualidad con el hallazgo en el yacimiento de la iglesia de San Pedro Apóstol y el cementerio municipal.

 

De esta manera, se pone de manifiesto que la zona arqueológica de El Vergel constituye un auténtico documento de ocupaciones desde el siglo Id. C. hasta la actualidad.