El vehículo eléctrico, pieza clave para cumplir los objetivos de movilidad urbana fijados por la UE

El vehículo eléctrico, pieza clave para cumplir los objetivos de movilidad urbana fijados por la UE

Los planes de la Unión Europea pasan por reducir a la mitad el uso de automóviles de carburantes convencionales hasta el año 2030, como paso previo a su progresiva sustitución en el horizonte de 2050. Además, la UE plantea que el transporte de mercancías en los principales centros urbanos esté libre de emisiones de CO2 y gases contaminantes

El coche eléctrico constituye una pieza clave para lograr los objetivos de movilidad urbana fijados por la Unión Europea en su estrategia sobre transporte, que plantea la eliminación de los vehículos que utilicen combustibles tradicionales de forma progresiva, antes en todo caso del año 2050.

 

   Los planes de la Unión Europea pasan por reducir a la mitad el uso de automóviles de carburantes convencionales hasta el año 2030, como paso previo a su progresiva sustitución en el horizonte de 2050. Además, la UE plantea que el transporte de mercancías en los principales centros urbanos esté libre de emisiones de CO2 y gases contaminantes.

 

   Los planteamientos de Bruselas tienen su origen en los elevados índices de contaminación que se registran en las grandes ciudades, agravado por la emisión de óxido nitroso, partículas sólidas y contaminación acústica.

 

   Todo ello, afecta gravemente a la salud de los ciudadanos. Además, se estima que en el año 2050, más del 70% de la población mundial vivirá en las grandes urbes, por lo que la presión de los vehículos sobre las personas se hará cada vez mayor.

 

   En este contexto, el vehículo eléctrico se constituye como principal solución de movilidad en el ámbito urbano, sin olvidar las mejoras tecnológicas en los motores de gasolina y diesel. No obstante, para conseguir una reducción del 90% de las emisiones de CO2 y de las partículas contaminantes, son necesarios vehículos con 'emisiones cero'.

 

   En su Estrategia de Impulso al Vehículo Eléctrico, publicada en 2010, el Ministerio de Industria asume la necesidad de apoyar este tipo de automóviles, que reducen las emisiones de CO2 y la contaminación en las ciudades y mejoran el nivel acústico general de las ciudades.

 

   Con todo, esta Estrategia recuerda que el coche eléctrico da respuesta actualmente a desplazamientos fundamentalmente en los ámbitos urbanos y periurbano, satisfaciendo gran parte de las necesidades de movilidad de los ciudadanos.

 

LA APUESTA DE NISSAN.

   El director del Proyecto Cero Emisiones de Nissan Iberia, Javier Redondo, destacó que hoy en día, la contaminación urbana es causa de numerosos ingresos hospitalarios por patologías respiratorias, especialmente en la población más vulnerable como niños y ancianos. "Se trata de un asunto muy serio del que no se debate suficientemente" advirtió.

 

   A su juicio, para lograr mejorar estos índices es necesario un plan que impulse la renovación del parque de vehículos antiguos, los más contaminantes, y un apoyo especial a los vehículos de cero emisiones como los coches eléctricos, por los que Nissan apuesta como la mejor opción para las ciudades.

 

   "Nissan entiende este compromiso como una prioridad y por ello uno de los pilares de nuestro negocio es el desarrollo de tecnologías relacionadas con las emisiones cero, y prueba de ello es que hemos sido con el Nissan Leaf pioneros en la introducción del primer turismo 100% eléctrico de producción masiva y estamos realizando importantes inversiones en desarrollo de nuevos modelos eléctricos, como la furgoneta e-NV200 que fabricaremos en España en 2013 para su comercialización global", concluyó.