El Valencia pierde en Rusia y su pase a octavos se complica

Foto: E. P.

El Valencia se queda helado en San Petersburgo. Los de Nuno caen ante un sólido Zenit y se jugarán el segundo puesto en la última jornada ante el Lyon después de perder este martes por 2-0.

El Valencia CF tendrá que esperar a la última jornada para certificar su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones después de perder este martes por 2-0 ante el Zenit San Petersburgo ruso, al que le bastó con aprovechar los errores visitante para sumar una nueva victoria.

 

De este modo, el conjunto 'che', que no mejoró respecto a anteriores enfrentamientos, se queda con seis puntos y pendiente de lo que suceda en el choque entre el Olympique de Lyon y el Gent, con la posibilidad de que el equipo belga le pueda superar en la clasificación en caso de victoria o que el francés gane y se juegue el todo por el todo en Mestalla.

 

El equipo de Nuno Espírito Santo mantuvo su línea irregular de toda la temporada, lastrada sobre todo con la falta de poderío ofensivo como visitante, que únicamente había aparecido esta temporada en Balaídos, pero que en el Petrovsky estuvo congelado por el ambiente y la falta de fluidez en el centro del campo.

 

Así, los de André Villas-Boas tampoco necesitaron hacer un gran partido para continuar como los únicos que lo han ganado todo en esta fase de 'Champions'. El poderío de Hulk por la izquierda y el orden fueron los argumentos suficientes para asegurarse ya la primera plaza.

 

El delantero brasileño local fue el principal quebradero de cabeza para el Valencia en la primera mitad. El atacante del Zenit asumió el protagonismo ofensivo de un equipo que lo volcó casi todo por la izquierda. Por ahí vino el primer susto, en una internada de Criscito que rebotó en Vezo, sacando Gayá bajo palos que ya había superado a Jaume Domenech.

 

Antes del cuarto de hora, el encuentro se le puso cuesta arriba al equipo blanquinegro. Un error en propio campo le cayó a Dzyuba, que metió un buen pase a Shatov que, sin ponerse nervioso, batió suavamente al portero valencianista para poner el 1-0.

 

Los de Nuno no encontraron la forma de recuperarse, sin que ni Enzo Pérez, Dani Parejo o André Gomes pudiesen llevar la pelota a buenas opciones ofensivas, y con Feghouli voluntarioso, pero sin acierto. Aún así, Paco Alcácer podría haber dado premio a su equipo, pero en el tramo final no aprovechó sus dos opciones, un cabezazo de espaldas que se fue desviado y, sobre todo, un mal control a pase de Parejo que le dejaba solo ante Lodyguin.

 

La segunda parte no trajo mejoría en las filas visitantes, mientras que el Zenit optó por contemporizar y esperar sus opciones a balón parado con el toque de Hulk, cerca de sorprender en un saque de esquina a Jaume Domenech. Nuno intentó reaccionar y retiró a su gran apuesta en el once, el joven Rafa Mir, para dar entrada a Santi Mina.

 

Este dio algo más de mordiente, pero el portero ruso continuó viviendo una fría noche tranquila. Con el paso de los minutos, fueron apareciendo los espacios y el conjunto ruso sentenció el partido con el 2-0, obra de Dzyuba, que remató a placer ante un Domenech 'vendido' una buena combinación entre Danny y Shatov.

 

 Quedaba un cuarto de hora, pero el Valencia no pudo ni siquiera ponerle algo de emoción al choque, lastrado además por la expulsión por roja directa de Rubén Vezo. El equipo español se complica las cosas tras sumar su segunda derrota seguida, pero aún tiene buenas opciones de estar entre los 16 mejores.