El vacuno se 'agarra' al lomo y al solomillo en Salamanca

El recinto contó con una nueva asistencia de ganado notable con más de 1.800 cabezas (Foto: Chema Díez)

La mesa de vacuno de carne de la Lonja de Salamanca ha debatido el consumo actual de este sector; los compradores apuntan a lomos y solomillos como únicas partes de los animales que tiene salida en el mercado.

El vacuno de vida sigue igual; el cambio de horario de la mesa no ha tenido por el momento el efecto buscado, que no es otro que paliar el retraso de los camiones en la entrada al recinto para que los vocales puedan llegar informados a la celebración de la sesión de cada lunes con caso todas las operaciones ya ejecutadas.

 

No en vano, en esta ocasión, y debido a la estabilidad del sector y la ausencia de grandes movimientos, la mesa optó por una nueva repetición de los precios de machos y hembras, en un mercado que contó con 1.856 animales, 352 menos que la semana anterior pero manteniendo un buen nivel de asistencia.

 

LA CARNE SE AGARRA A LOMO Y SOLOMILLO

 

Por su parte, en la mesa de vacuno de carne, la situación fue similar porque los precios no variaron aunque en esta ocasión sí hubo más polémica porque los compradores apuntaron hacia una pesadez en los animales grandes al haber una gran cantidad de oferta y muy poca salida en el mercado.

 

No en vano, y como la semana así lo demandaba, optaron por una repetición de los precios pero reconociendo que los animales con mucho peso están fuera del mercado, situación que reconocieron los ganaderos pero que se debe corregir fuera de la Lonja de cada lunes. Solo varió el precio de las vacas de primera, segunda y tercera categoría, con un descenso de 0,03 euros.

 

La polémica de la mesa se centró en el debate abierto por los compradores, que indicaron que el consumo de los salmantinos o los turistas se centra únicamente en la parte de los lomos y solomillos, que es lo único que "tiene salida en el mercado. El resto, nada". No en vano, este hecho provoca que los mataderon no paren su actividad y que el sector siga generando operativa.

 

EL OVINO SE ANIMA LEVEMENTE

 

Por otro lado, la mesa de ovino contó con una leve subida de los precios pese a las fechas en las que se encuentra el sector, donde los precios se disparan igual que ocurre con las ventas debido a próximas festividades en la provincia de Salamanca.

 

Ante este hecho, los compradores, como casi siempre, no pidieron subida y sí repetición, mientras que los ganaderos demandaron entre 0,30 y 0,50 euros al alza, para una decisión final de 0,20 euros de subida, por un aumento de 0,10 euros del valor de los corderos.

 

EL CEREAL, ESTABLE

 

Por último, la mesa de cereales ha optado por la estabilidad de los precios y ha marcado una repetición de los mismos con las excepciones del trigo panificable y pienso (-1 euro) y la paja (+2 euros).