El uso de las nuevas tecnologías y el ejercicio, fundamentales para la salud mental

El Grupo de Investiación de Envejecimiento y Enfermedades Neurodegenerativas de la UNED, que están impartiendo hoy un curso en la sede de Ávila, recomiendan el uso de las nuevas tecnologías para la conectividad social, evitando que las personas mayores queden aisladas; el ejercicio físico, la buena alimentación, y prácticas con videojuegos, para evitar la degeración mental en personas de avanzada edad

Este grupo de investigación de Envejecimiento y Enfermedades Neurodegenerativas de la UNED, está dirigido por Soledad Ballesteros Jiménez, Catedrática de Psicología Básica, y compuesto por cuatro investigadores más: Antonio Prieto Lara, Pilar Toril Barrera y José Manuel Reales Avilés. Desde hoy y hasta el viernes, están impartiendo sede de la UNED de Ávila, dentro de su programación de Cursos de Verano, el curso “Conectividad social y actividad física y mental como moduladores de la salud cognitiva”.

 

Este grupo de investigación está desarrollando varios proyectos financiados por la UE, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Salud, dirigidos todos ellos al estudio de las enfermedades neurodegenerativas y a la prevención de las mismas.

 

Uno de sus estudios consiste en el entrenamiento con videojuegos en mayores para la mejora de las funciones cognitivas, intentando que a través de éstos su rapidez mental se reduzca lo mínimo posible con el paso de los años. "El entrenamiento del cerebro de las personas mayores ayuda y, en el caso de los videojuegos, proporciona un feed-back inmediato un mejor control de las variables con las que se trabaja".

 

Otra de las técnicas que están llevando a cabo es el uso de las nuevas tecnologías para evitar el aislamiento de los mayores y sí su deterioro mental y la demencia. Para ello han realizado un proyecto, denominado ‘Agnes’, que ha conectado a personas que viven solas en poblaciones de diferentes tamaños (En España, Grecia y Suecia),  y ha permitido combatir el deterioro cognitivo que provoca el aislamiento.

 

“Para las personas mayores es muy importante no encontrarse solos y aislados. La mayoría de ellos han perdido a la pareja y los hijos ya no conviven con ellos, por lo que el uso de internet les permite estar conectados con el mundo, evitando un profundo aislamiento que conlleva un deterioro mental”, declaraban. “Pero no sólo hay que aplicar las nuevas tecnologías, el salir a la calle, hablar con un vecino o por teléfono también evita este aislamiento y sencillo de realizar, ya que las personas mayores son reticentes al uso de las nuevas tecnologías”, añadían.

 

Soledad Ballesteros, que comentaba que además por en envejecimiento de la población, cada día son más las personas que sufren degeneración mental -está totalmente vinculada la demencia mental con la edad-, ha hecho hincapié en lo fundamental de la prevención de estas enfermedades “con el ejercicio físico y una buena alimentación”. “Yo recomendaría la asistencia diaria a un gimnasio o a clases de mantenimiento, eso sería lo ideal, pero con media hora que la gente mayor saliera a la calle a andar, estuvieran activas, se reducirían mucho estas enfermedades. La prevención es fundametal. Además que supone un gran ahorro para la Sanidad ya que evita ingresos o por lo menos los retrasa algunos años”, finalizaba.