El Unicaja doblega al Bilbao Basket y se cita con el Barça

El base de Unicaja Granger progresa defendido por jugadores de Bilbao Basket

El Unicaja se ha impuesto (86-78) este jueves al Bilbao Basket para alcanzar las semifinales de la Copa del Rey que se está disputando en Las Palmas, una trabajada victoria del líder de la Liga Endesa que le cita ahora con el FC Barcelona por un puesto en la final del domingo en el Gran Canaria Arena.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

UNICAJA MÁLAGA: Markovic (10), Toolson (10), Suárez (7), Green (6) y Vázquez (4) --cinco inicial--; Gabriel (-), Granger (18), Vasileiadis (2), Kuzminskas (15), Stefansson (7), Thomas (7) y Golubovic (-).

 

BILBAO BASKET: Colom (17), Bertans (17), Mumbrú (13), M. Todorovic (12) y Hervelle (-) --cinco inicial--; Borg (-), Wragge (-), D. Todorovic (-), Williams (9), R.López (8), Andjusic (2) y Mendía (-).

 

PARCIALES: 21-17, 20-20, 27-22 y 18-19.

 

ÁRBITROS: Martín Bertrán, Pérez Pérez y Perea. Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Gran Canaria Arena.

El conjunto de Joan Plaza, con el recuerdo de la eliminación a las primeras de cambio en la pasada edición celebrada en Málaga, cumplió con su papel de favorito mostrando la versión coral, efectiva y aguerrida que le mantiene en lo alto de la competición doméstica. El Unicaja olvidó aquellos fantasmas contra el CAI Zaragoza hace un año y la irregularidad de una temporada lastrada por la mala imagen en Europa, con una sola victoria en siete jornadas del 'Top 16'.

 

El Unicaja se puso el mono de trabajo para el asalto al torneo del k.o sin ayer ni mañana, sólo un partido por delante para alimentar el sueño copero. Los de Plaza mostraron su mejor versión para confirmar su hambre de título y para superar a un Bilbao, revelación de la temporada, que tuvo a tiro a los de Málaga incluso hasta los últimos cinco minutos del choque, pero que fue siempre por debajo en el intercambio de golpes.

 

Ya desde la primera mitad Granger y Kuzminskas llevaron la voz cantante en los de Plaza. A pesar de salir desde el banquillo, Granger se lució en los primeros minutos, mientras que el lituano arrancó su festival en el segundo parcial. Los de Sito Alonso por su parte trataban de seguir el ritmo anotador de su rival, pero poco a poco se quedaban en el camino, a pesar de los 20 puntos que combinaban Mumbrú y Marko Todorovic al descanso.

 

La diferencia de acierto, sobre todo desde la línea de tres, sin embargo no impidió a los vascos llegar muy metidos a la segunda mitad, aferrándose al parqué canario. Los 'hombres de negro' se levantaron a cada golpe, como hicieron también tras un mal arranque en el tercer cuarto (49-37), pero ni la buena progresión de Bertans y Colom, ni la sabiduría de Raül López o Mumbrú evitaron que Unicaja se viese poco a poco en 'semis'.

 

Los 10 puntos de ventaja siguieron al comienzo de los últimos 10 minutos (68-59), con los de Plaza fusilando triples y disfrutando de la noche inspirada de Granger. Tras el último coletazo de los vascos (75-70), sin rendirse y peleando cada balón, la maquinaria verde afiló los dientes en el tramo final para no dejar escapar una gran victoria con la que avisan al Barça de que la batalla está servida.