El ¿último? servicio de Pedro para dar al Barça la Supercopa de Europa

El FC Barcelona se ha proclamado campeón de la Supercopa de Europa tras imponerse al Sevilla FC (5-4), en la que dos goles de falta directa del argentino Leo Messi remontaron un duelo en el que los andaluces comenzaron mandando y en el que un gol de Pedro Rodríguez en la segunda parte de la prórroga dio el título a los de Luis Enrique.

La 'Pulga' fue el antídoto perfecto al gol tempranero de su compatriota Éver Banega, que ejecutó a la perfección una falta al borde del área azulgrana ante la que el guardameta Ter Stegen no reaccionó (min.3); el delantero culé igualó la contienda en el minuto 7, quitando las telarañas de la portería de Beto, y puso por delante a los suyos al cuarto de hora, con un espectacular tanto de falta desde 35 metros.

El hispano-brasileño Rafinha Alcántara, sustituto de Neymar en el once, aprovechó al borde del descanso un pase de Luis Suárez para hacer el tercero. Ya en la segunda parte, en el minuto 52, Busquets sirvió un buen balón al uruguayo, que no falló solo ante el portero.

La respuesta de los nervionenses llegó cuatro minutos después, tras un centro de Vitolo al segundo palo que cabeceó adentro José Antonio Reyes. Ya en el 71, el francés Kevin Gameiro anotaba el tercero de los sevillistas y hacía creer en la remontada. Y lo logró en el 80, cuando Konoplyanka sacaba provecho de un centro de Ciro Immobile.

Tuvo que salir el canario Pedro Rodríguez, cuyo futuro parece lejos del cuadro blaugrana, para, como en la edición de 2009 ante el Shakhtar, hacer el tanto de la victoria en la segunda parte de la prórroga (min.114).

Noticias relacionadas