El turismo enogastronómico se pone de moda en Valladolid

Luis Herrero, consultor y redactor del Plan Director de Turismo Enogastronómico. JUAN POSTIGO

La Oficina de Enoturismo de la provincia ha presentado este viernes en Intur sus resultados de los dos últimos años, donde destacan los más de 1.600.000 visitantes que han visitado las bodegas adscritas a la asociación.

El vino gusta, y mucho, en Valladolid, en la región y en España. Así lo garantiza al menos la Oficina de Enoturismo de la provincia, que ha aprovechado su presencia en el stand de Intur para hacer balance de los dos años de su Plan Director de Enogastronomía, en el que destaca el hecho de que 1.600.000 visitantes hayan pasado por las cerca de 400 empresas, la mayoría bodegas, adscritas a dicha Oficina.

 

“El enoturismo está consolidado en Valladolid, eso es una realidad”, ha comenzado Luis Herrero, consultor y redactor del Plan Director. “La cifra de más de millón y medio de visitantes supone un 18% más que respecto al año pasado, con una media gastada por cada persona de 85’4 euros”. Unas cifras nada despreciables, que han terminado por causar un impacto directo de cerca de 300 millones en beneficio de estas empresas.

 

La idea de esta Oficina y el correspondiente Plan no es otro que promocionar Valladolid a nivel nacional e incluso internacional, algo de lo que quiso sacar pecho el alcalde Javier León de la Riva, quien confesó que ya se está pensando e ideando el próximo proyecto bienal.

 

“He de confesar que me siento especialmente satisfecho con estos resultados”, explicó el regidor, antes de destacar las “bodegas, castillos, hoeteles y restaurantes” que propician el consumo del vino en la provincia.

 

“En todo caso, la competencia es feroz, no podemos conformarnos con estas buenas cifras”. Precisamente otro dato que vio la luz es la inversión de 140.000 euros del Ayuntamiento en la Oficina, que según explicó la concejal Mercedes Cantalapiedra, también presente en Intur, suponen un volumen de negocio de regreso de cerca de dieciocho millones.

 

Por último, Herrero quiso destacar que esos algo más de 1.600.000 visitantes a las bodegas adscritas a la oficina suponen casi un 10% de los del total del España. “Números que confirman el buen momento del enoturismo en Valladolid”, concluyó.