El Tribunal Supremo tumba el proyecto de la macrourbanización en Candeleda

El Tribunal Supremo ha dado la razón a la ciudadanía candeledana que interpuso recurso de casación contra el Plan Parcial y la recalificación de terrenos que hacían posible la construcción de una enorme urbanización en el paraje de Navalpilón, de alto valor paisajístico, ambiental, ganadero y arqueológico en la sierra de Gredos.

En sentencia publicada el pasado día cinco de marzo, la sección quinta de la sala de lo contencioso-administrativo del alto Tribunal anula las actuaciones urbanísticas del Ayuntamiento y de la Junta de Castilla y León que legalizaban e impulsaban el proyecto que pretendía llevar a cabo la constructora Dávila Monteblanco S.L.

 

La sentencia se sustenta en la "falta de justificación de la clasificación del suelo" y en "no haberse reiterado la información pública pese a que durante su tramitación se introdujeron modificaciones sustanciales".


La Plataforma contra la Especulación Urbanística y Medioambiental de Candeleda celebra esta noticia: "la sentencia del Supremo llega tras años de lucha ciudadana contra un proyecto  inmoral que ponía en peligro el patrimonio natural del municipio y la sierra de Gredos, el abastecimiento de agua de la población (unos cinco mil habitantes) y los medios de vida de decenas de familias que se dedican a la ganadería de caprino. La urbanización “Candelas de Gredos” pretendía alojar a más de dos mil personas en 431 chalets y un hotel de lujo y consiguió los parabienes de la Administración para una captación de agua abusiva cuyas obras ya se realizaron pese a la oposición vecinal, pero que ya ha recibido sentencia judicial en contra y está pendiente de recurso ante el Tribunal Supremo".

 


 Dávila Monteblanco S. L. compró en su momento 27 hectáreas de terrenos rústicos a precio de ganga (1,49 € el metro cuadrado) y consiguió su posterior recalificación como suelo urbanizable a la medida de sus pretensiones.

 

Según la Plataforma, "los planes de los especuladores desencadenaron una fuerte reacción popular que se hizo visible con la presentación de más de ocho mil firmas contra el proyecto, tres manifestaciones de más de dos mil personas o la paralización de las obras de captación de agua por presión vecinal a base de rodear de gente a las máquinas durante varios días en mayo de 2008".

 

La Plataforma puso desde el principio toda su energía para presentar alegaciones, informar a los medios de comunicación, movilizar a la ciudadanía y colaborar decisivamente en los recursos judiciales, todo con tal de evitar que los especuladores se salieran con la suya a costa del medio ambiente y los medios de vida de la población de Candeleda.

 


Ahora, contra la privatización del agua


Esta sentencia, que condena a pagar unas costas de hasta 4000 euros a los representantes legales de los intereses de Dávila Monteblanco S.L., ha supuesto un impulso de ánimo y esperanza para la actual lucha de la Plataforma "contra la privatización abusiva de la gestión del agua del Ayuntamiento de Candeleda".

 

La Plataforma ya interpuso en su momento recurso contencioso-administrativo contra los acuerdos municipales que ejecutan la privatización y ha impulsado importantes movilizaciones vecinales para exigir la gestión pública de un bien básico y esencial como es el agua, "cuya privatización carece por completo de fundamento en una localidad como Candeleda".