El tráfico o la normativa de ayudas por fenómenos meteorológicos, analizados por la Comisión de Asistencia a la Delegada del Gobierno en Castilla y León

Comisión de Asistencia a la Delegada del Gobierno en Castilla y León

Estos han sido alguno de los asuntos tratados en dicha comisión, presidida por María José Salgueiro, y en la que ha participado la subdelegada de Gobierno de Ávila, María de los Ángeles Ortega.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro Cortiñas, ha presidido hoy, en la sede de la Delegación del Gobierno, en Valladolid, la reunión ordinaria de coordinación de la Comisión Territorial de Asistencia al Delegado del Gobierno en Castilla y León, de la que forman parte los subdelegados del Gobierno en las nueve provincias de la Comunidad, y que ha analizado, entre otros temas, asuntos relacionados con el tráfico (campañas para este año), los planes de gestión de riesgo de inundación o la normativa de ayudas por fenómenos meteorológicos.


Han participado en esta Comisión de Asistencia al Delegado los subdelegados del Gobierno en Ávila, María de los Ángeles Ortega Rodríguez; en Burgos, José María Arribas Andrés; en León, María Teresa Mata Sierra; en Palencia, Luis Miguel Cárcel Cárcel; en Salamanca, Javier Galán Serrano; en Segovia, Pilar Sanz García; en Soria, María José Heredia de Miguel; en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias, y en Zamora,  Jerónimo García Bermejo. Participan también en esta sesión el general de la Guardia Civil en Castilla y León, José Manuel Díez Cubelos; el jefe superior de Policía de Castilla y León, Manuel Javier Peña Echeverría, y la coordinadora regional de Tráfico, Inmaculada Matías Fernández.


Además de las operaciones especiales en aquellos períodos en los que se prevé una mayor afluencia de vehículos en las carreteras, la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene previsto llevar a cabo, durante 2016, las siguientes campañas de control, vigilancia y sensibilización sobre la seguridad vial:


Campaña camiones y furgonetas, del 15 al 21 de febrero.


Campañas cinturón/SRI y casco, del 14 al 20 de marzo y del 12 al 18 de septiembre.


Campañas velocidad, del 28 al 24 de abril y del 22 al 28 de agosto.


Campañas de vigilancia en carreteras convencionales, del 9 al 15 de mayo y del 3 al 9 de octubre.


Campaña especial de motocicletas/ciclista de fin de semana, 21 y 22 de mayo y 28 y 29 de mayo.


Campañas control de la tasa de alcohol y presencia de drogas,  del 6 al 12 de junio, del 12 al 14 de agosto y del 12 al 18 de diciembre.


Campaña condiciones del vehículo, del 11 al 17 de julio.


Campaña control del transporte escolar, del 28 de noviembre al 2 de diciembre.


Planes de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI)


El Consejo de Ministros, en su reunión de hace una semana, aprobó, a propuesta de los ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y del Interior, planes de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI) 2016-2021, entre ellos el de la Cuenca del Duero, la Cuenca del Ebro o Miño-Sil…


Estos planes son la  herramienta fundamental con la que poder hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos; se trata de unos documentos que abarcan todas las fases del riesgo, desde su prevención, hasta la protección y la recuperación. Con su aprobación, España, además, acompasa el ritmo de gestión del riesgo de inundación al del resto de Estados europeos, y culmina el proceso para implantar la Directiva de Inundaciones de la UE en nuestro país.


Los planes, que han contado con un amplio proceso de participación pública, se basan en tres grandes pilares: la mejora de la coordinación entre administraciones; el empleo de nuevas tecnologías que permitan una adecuada gestión del riesgo; y la coordinación con la planificación hidrológica y los objetivos medioambientales que marca la Comisión Europea  a través de la Directiva Marco del Agua.    


Normativa de ayudas por fenómenos meteorológicos  


La Ley de Protección Civil que ha entrado en vigor el 10 de enero de 2016 establece ayudas para paliar daños ocasionados por fenómenos meteorológicos (inundaciones, nevadas…) con los siguientes principios generales:


1. Las ayudas, que no tienen carácter indemnizatorio, se destinan a restablecer la normalidad en las áreas afectadas. Los daños deben ser ciertos, evaluables económicamente y referidos a bienes que cuenten con un seguro público o privado.


2. La valoración se realiza por servicios técnicos dependientes de las Administraciones públicas.


Se establecen dos supuestos para las ayudas:


A.- Declaración por el Consejo de Ministros de zona gravemente afectada por una emergencia (puede ser solicitada por las administraciones). Debe haberse producido en una zona determinada un siniestro que perturbe gravemente las condiciones de vida o la paralización de todos o algunos servicios esenciales.


B.- Ayudas para situaciones no declaradas como zona afectada gravemente: se regulan en el Real Decreto 307/2005.


Además, existen otras medidas de compensación de los daños materiales producidos a través del Consorcio de Compensación de Seguros y del ENESA  (Seguros agrarios).