El tráfico de las autopistas de peaje se sitúan en niveles de 1998 tras caer un 22% desde el inicio de la crisis

León-Astorga, Burgos-Armiñón y Ávila-Villacastín bajan de usuarios pero no presentan riesgos de viabilidad

El tráfico de las autopistas de peaje de España registraron una caída del 5,6% en 2011, cuando circularon por estas vías una medida diaria de unos 18.515 vehículos, lo que supone el mínimo de los últimos catorce años y retrotrae al sector a niveles de 1998.

La intensidad media diaria (IMD) de tránsito de las autopistas de pago acumula así un desplome del 22,5% desde el inicio de la crisis, lo que indica que han perdido unos 5.400 usuarios, según datos del Ministerio de Fomento que recoge Europa Press.

Por contra, la red de vías de pago ha seguido creciendo. A cierre de 2011 las autopistas de peaje españolas sumaban un total de 2.559 kilómetros de longitud, un 7,4% más (177 kilómetros) respecto a 2006, ejercicio previo a la crisis y en el que alcanzaron su máximo histórico de usuarios, de unos 23.909 vehículos al día.

El descenso de la movilidad, tanto de particulares como de mercancías derivada de la crisis, y la elección por parte de los conductores de vías alternativas libres de peaje, figuran como principales factores del descenso de estos tráficos.

En el ejercicio 2011, todas las autopistas cerraron el año con caídas, con la excepción de la que une Alicante y Cartagena, que se anotó un leve aumento del 1,9%.

Del lado de los descensos, los más pronunciados corresponden con el grupo de autopistas que actualmente afrontan un riesgo de quiebra y para las que el Ministerio de Fomento está diseñando medidas que garanticen su reequilibrio económico financiero.

Vias en riesgo de quiebra
La autopista radial R-4 Madrid-Ocaña es la que se anotó el mayor descenso de tráfico, de un 17,5%, el pasado año, cuando circularon por la vía una media de 6.676 vehículos diarios.

Después se situaron la R-2 Madrid-Guadalajara, con un descenso del tráfico del 16%; la R-3 Madrid-Arganda (-12%) y la R-5 Madrid-Navalcarnero (-9,4%).

Asimismo, la Madrid-Toledo, vía que recientemente solicitó el concurso de acreedores, contabilizó 1.828 usuarios diarios en 2011, un 7,4% menos que un año antes, mientras que la Ocaña-La Roda redujo su tráfico un 7%, la circunvalación de Alicante un 10%, la que conecta Madrid con el aeropuerto de Barajas un 5,5%, y la Cartagena-Vera, un 4,4%.

No obstante, otras vías con mayor número de años en explotación y que no presentan problemas de viabilidad también concluyeron el pasado ejercicio con destacados descensos de tráfico. Así, la León-Astorga cerró 2011 con una reducción del número de usuarios de un 11,4%, la AP-1 Burgos-Armiñón de un 7,6%, la Ávila-Villacastín de un 7,2% y el tramo de la A-7 entre Tarragona y Valencia, de un 6,3%.